Industriales y comerciantes dicen que es difícil mantener acuerdo de precios.

El Ministerio de Economía tiene previsto que el acuerdo de precios de productos de almacén vigente con las grandes superficies y los comerciantes minoristas desde marzo se extienda hasta mediados de junio y en ese momento volver a intercambiar posiciones con las grandes superficies y los otros sectores involucrados para definir su posible continuidad.

 

Sin embargo, los comerciantes no tienen esa misma previsión y tampoco están de acuerdo en un congelamiento indefinido de esos precios.

Ayer, en la sede de la Cámara de Industrias (CIU), se realizó un encuentro entre representantes de esa gremial, del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), la Asociación de Supermercados del Uruguay, de la Asociación de Importadores Mayoristas de Almacén y las empresas Disco, Macromercado, Montevideo Refrescos y Fábricas Nacionales de Cerveza.

Y como resultado hubo una postura común: el acuerdo de precios tal como está (1.000 productos) no puede continuar.

El presidente de la CIU, Javier Carrau, dijo a El País que se solicitará una entrevista al ministro de Economía, Mario Bergara en la segunda quincena de este mes para trasladarle la posición conjunta de los involucrados.

"Hay un montón de costos que se disparan y los productores no podemos mantener los precios indefinidamente para conseguir una inflación baja", agregó el industrial.

Carrau indicó que no se trata de un tema de buena o mala voluntad. "Seguramente en junio haya que hacer ajustes de precio en algunos productos. Hay insumos que vienen en dólares y esos insumos han subido de precio por una suba de la moneda", afirmó el presidente de los industriales.

La postura de los sectores involucrados es clara: habrá que buscar cómo instrumentar alguna iniciativa con la cual se pueda apoyar el objetivo gubernamental de contener la inflación que no perjudique a los productores, los comerciantes y los minoristas de almacén.

Esta semana, el ministro Bergara dijo que el acuerdo de precios que rige desde marzo se mantendrá hasta mediados de junio y por esa fecha se evaluará su continuidad.

"Capaz que hay cierto margen de rebaja en algunos rubros. Por ahora seguimos con esta situación y se evaluará a mitad de junio", expresó el jerarca. Pero en contraposición con los dichos del ministro, la postura industrial y comercial es que ya habrá que retocar precios al alza en junio.

Por eso se solicitará la entrevista a Bergara en los próximos días para buscar alternativas. La intención es que no sea a fines de mayo ni a mediados de junio, sino lo antes posible.

Igualmente, el ministro se encuentra en Washington ya que formó parte de una avanzada ministerial que conforma la delegación oficial que se reunirá con el presidente Barack Obama, jerarcas del gobierno estadounidense y el sector privado de ese país. Carrau también forma parte de la delegación y viaja hoy, por lo que el encuentro entre los industriales y comerciantes con Bergara se solicitará a partir del lunes 19 de este mes.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Importadores Mayoristas de Almacén, Fernando Melissari, dijo a El País que "tener los precios congelados durante tanto tiempo no es nada fácil y sencillo. Habrá que ver qué nos termina pidiendo el ministro Bergara; hasta ahora no hay un pedido concreto".

El empresario agregó que quizás se pueda establecer el congelamiento de algunos precios y descartarlo en otros productos.

El acuerdo de precios se tomó como una medida para evitar que la inflación llegara o superara los dos dígitos.

El gobierno también exoneró de IVA los cargos fijos de las tarifas de energía eléctrica y de telefonía fija residencial. La medida en el caso de UTE hizo bajar la tarifa en $ 32,60, en $ 54 y en $ 61 según el contrato. En el caso de Antel, se abarató en $ 36,40 en $ 56,60 y en $ 90,80, según el contrato.

Además, rebajó el precio del 5 de Oro y aumentó el subsidio a las mutualistas para congelar el precio de la cuota mutual., como otros instrumentos para evitar la suba de precios.

En los 12 meses a abril el Índice de Precios del Consumo (IPC) se ubicó en 9,18% tras la aplicación de esas medidas, moderándose desde el 9,82% que se había registrado en marzo en el cálculo interanual. El objetivo del gobierno es que la inflación tenga un piso de 3% y un techo de 7%.

Los 28 rubros de acuerdo

La lista de 1.000 productos acordada entre los comerciantes y el gobierno incluye rubros como aceites (girasol, maíz, soja), agua con gas, arroz, azúcar común, café (molido y en grano) cervezas nacionales, champúes, cocoa, desodorantes en aerosol, detergentes (lavavajillas y manos), fideos (semolados y al huevo), gaseosas comunes, harina de trigo, lavandinas, jabón de tocador, leonesa, mantecas, margarinas, mayonesa común, pan de mesa, flauta y baguette, papel higiénico, pasta dental, pollos con menudos, pulpa de tomate tamizada (concentrada), quesos rallados, te, vino de mesa (tetra) y yerba (común).

Fuente: El Pais.