Durante un operativo de rutina realizado en el 40 Semanas, efectivos policiales se enfrentaron a balazos con delincuentes.

La noche del jueves parecía tranquila. Los efectivos policiales de la Seccional 8a. y de la Zona 3 salieron en cinco móviles, próximo a las 20:00 horas, a un operativo de rutina, con el fin de realizar controles vehiculares en cinco puntos de los barrios 40 Semanas y Lavalleja, en vista de que los inspectores de la IMM no habían hecho controles por celebrarse el día del trabajador municipal.

 

En los primeros cuatro puntos, se realizaron inspecciones a vehículos, principalmente en busca de motos robadas o requeridas, sin mayores problemas, señalaron desde Jefatura.

Sin embargo, pasada la medianoche, cuando llegaban al barrio 40 Semanas, en proximidades de Instrucciones y Silva, un individuo, que apareció de entre uno de los estrechos pasajes del lugar, realizó varios disparos, con un arma automática, a unos siete metros de distancia del primero de los vehículos, en el que viajaba el comisario de la Seccional 8a.

El comisario repelió el ataque desde el interior del automóvil, con su arma de reglamento, una 9 milímetros, mientras el resto de los efectivos se parapetaba ante la posibilidad que el ataque fuera mayor.

El individuo que intentó atacar al comisario huyó del lugar sin llegar a herir a los efectivos y sin producir daños en los móviles allí presentes. Cuando los patrulleros, junto al coche del comisario se retiraban del lugar, se volvieron a escuchar disparos. Además, a unas cuatro cuadras, se observaba a dos individuos en moto, que estudiaban los movimientos de los policías.

Los efectivos involucrados en el episodio señalaron que hubo varios disparos con ametralladoras y armas largas.

Fuente: El Pais.

Foto: El Pais.