>

Primer resbalón de la nueva gestión Vázquez

Orden, ejecutividad, prolijidad, acciones concretas, planificación. Todo eso era lo que, de forma implícita transmitía el gobierno de Tabaré Vázquez. Sobre todo en comparación con el de José Mujica, marcado por las desprolijidades. Eso es lo que pretendía. Pero la realidad, al menos en el comienzo, muestra otra cosa y ya le está generando problemas.

Por eso, el presidente ya ha manifestado a la interna del gobierno molestias con algunos ministros.

La primera patinada grande del gobierno surgió antes de los primeros 20 días de gestión. Y el error, al igual de lo que pasó en reiteradas oportunidades durante la administración de José Mujica –en alguna de ellas con un costo fiscal millonario como el de los judiciales-, se da por una mala redacción de una iniciativa. El gobierno pretendía que el impuesto de Primaria en el campo lo paguen solo algunos productores. Pero de la forma en que lo dejó plasmado en el texto tiene una interpretación totalmente diferente.

La otra “sorpresa” es que el error fue cometido en una iniciativa del Ministerio de Economía. Los astoristas, si de algo se han vanagloriado, es de ser ordenados. Pero ahora fueron ellos los que cometieron el error y lo tuvieron que solucionar ante una advertencia del Movimiento de Participación Popular (ver página 3). El lunes el Poder Ejecutivo envió un proyecto nuevo en el que reconocen el error y lo cambian. Sólo se podía solucionar de esta manera, porque los asuntos impositivos son de iniciativa privativa del Poder Ejecutivo.

Los otros problemas
Es cierto que en 20 días es muy difícil concretar mucha cosa. Pero Vázquez tiene el listón alto: su primer gobierno. A esta altura de 2005 ya estaba aprobada la ley que creaba el Plan de Emergenciay había diseñado ya el plan de ingreso a los batallones 13 y 14 para realizar excavaciones en busca de desaparecidos, por ejemplos.

Por ahora no tiene mucho que mostrar, más que algunos proyectos enviados al Parlamento. Pero ninguno de ellos marcará un mojón de su administración.

Por eso el presidente, según supo a El Observador, pidió más celeridad a sus ministros. En algunos casos, además, el reclamo fue dirigido de forma personal a algunos secretarios de Estado para que le entreguen proyectos que solicitó y de los que no ha tenido avances.

Fuentes del oficialismo explicaron a El Observador que Vázquez también quedó molesto por los cruces públicos a la interna del oficialismo. La semana pasada hubo dos polémicas públicas con ministros. Una por el ANTEL Arena y otra por la escuela agraria en el predio de Mujica en Rincón del Cerro. El ministro de Economía, Danilo Astori, planteó dudas sobre la obra de ANTEL, que es un buque insignia de la gestión de la actual ministra de Industria, Carolina Cosse.

Por otro lado, Vázquez quedó molesto por dos actitudes de la ministra de Educación, María Julia Muñoz. La jerarca, que es del riñón del presidente, cuestionó la UTU apadrinada por el exmandatario con datos erróneos y luego tuvo que rectificarse. Pero el otro elemento que generó molestias fue que Muñoz asegurara que la promesa de campaña de alcanzar una asistencia universal a centros educativos para menores de 17 años que comprometió Vázquez.

El presidente ya se había molestado con los ministros en el primer consejo de ministros por una filtración online de esa mismo encuentro. En el medio de la reunión, un allegado le acercó una nota del sitio web de El País, en la que se informaba que el mandatario había pedido austeridad y cuidado con los viajes. La molestia del presidente fue tal, que suspendió la conferencia de prensa prevista para minutos después.

Fuente: El Observador