Poder Ejecutivo quiere trasladar a la ANEP programa de Salud Bucal de Vázquez

En la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) existe inquietud por una disposición que el Poder Ejecutivo incluyó en el proyecto de Rendición de Cuentas y que establece el pasaje al organismo de los programas de Salud Bucal y Salud Visual Escolar, que en la actualidad estaban en la órbita de Presidencia de la República.

Para ello, la Rendición de Cuentas crea dentro de la ANEP, más concretamente dentro del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), la Unidad de educación, prevención y diagnóstico de salud bucal, la cual "será responsable del cumplimiento de los objetivos y la administración de los recursos asignados" a estos programas y al de Salud Auditiva Escolar, que todavía no está en funcionamiento.

El programa de Salud Bucal nació durante el primer mandato de Tabaré Vázquez a instancias de su esposa, María Auxiliadora Delgado. En tanto, el programa de Salud Visual Escolar se lanzó este año. Ambos programas han sido muy destacados por el mandatario en algunos de los Consejos de Ministros abiertos en el interior del país.

Según cifras que manejó el consejero del CEIP, Héctor Florit, durante la comparecencia de la ANEP ante la comisión de Hacienda de Diputados – en el marco de la Rendición de Cuentas-, el programa de Salud Visual revisó en lo que va del año a más de 10 mil alumnos, de los cuales el 18% presentó problemas visuales.

El programa tiene previsto llegar al término de la presente administración con 43.963 niños pesquisados. El programa está atendiendo actualmente a 204 escuelas y ha entregado 602 pares de lentes. "Estamos hablando de un programa que está modificando favorablemente las posibilidades de aprender", afirmó Florit.

En tanto, el programa de Salud Bucal visitó en el último año 934 escuelas y revisó a 80 mil niños, de estos, 25.494 recibieron asistencia.

Más allá de esto, Florit señaló que el traslado de estos programas implica para el CEIP "nuevos desafíos y algunas dificultades". En primer lugar, manifestó que Primaria "no dispone de cargos médicos, ni tiene estructura de personal de salud" para contratar al personal de dicha unidad. Indicó también que no es facultad de la ANEP hacerse cargo de la asistencia en salud, lo que genera "advertencias sobre las competencias legales".

Por otro lado, expresó que como el personal de estos programas tendría la opción de elegir si pasan a la ANEP o no, puede que el organismo no cuente con el personal necesario para ofrecer la atención que se requiere.

La inquietud de Florit fue compartida por la consejera del Codicen, Elizabeth Ivaldi, quien manifestó que la iniciativa del Ejecutivo supone una violación de la autonomía de la ANEP como ente autónomo. A su vez, dijo que tiene el "temor" de que estas funciones terminen recargando más aún a los maestros.

El consejero del Codicen, Robert Silva coincidió con Ivaldi respecto a que la disposición del Ejecutivo supone una violación de la autonomía de la ANEP, dado que afecta la estructura interna de un ente autónomo. En este sentido, agregó que desde Presidencia nunca se consultó al Codicen alrespecto.

A su vez, indicó que lo lógico sería seguir avanzando en un trabajo interdisciplinario con los otros organismos, como se venía haciendo hasta ahora. "Muchas veces pasa que nos cargan en la educación todo lo que tiene que ver con los problemas que suceden en la sociedad", se quejó.

Por su parte, el presidente del Codicen, Wilson Netto instó a que se aclare el tema de las previsiones presupuestales, dado que la ANEP "no tiene condiciones vinculares como para poder asumir dichos costos".

 

 

Fuente: El Observador