ANIVERSARIO RADIO

Técnicos llegan a Salto para relevar los daños

La información oficial sobre los daños en las plantaciones tanto al aire libre como en invernáculos de Salto tras el temporal de la madrugada del lunes se conocerán en una semana.

Los productores se preparan para las heladas y el frío que en estos días llegarán.

Destrozos provocados por temporal en Salto. Foto: Luis Pérez.

 Técnicos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) comenzaron a arribar en la mañana de hoy martes a Salto para el relevamiento caso por caso de los predios damnificados.

No solo en el área hortifructícola, sino también del citrus en donde hay chacras de la zona Sur de la ciudad que fueron castigadas en momentos de cosecha.

Representantes de las gremiales de productores hortícolas estiman que de las 400 hectáreas de áreas cubiertas de plantaciones de diversas variedades, unas 300 resultaron afectadas por la granizada.

La interrogante que se plantea es si es conveniente su reparación o la solución es el recambio total de los techos de nylon.

De todas maneras, tanto una como otra alternativa sería tardía para prevenir a los cultivos del frío ante la inminencia en las próximas horas de heladas meteorológicas.

Los dirigentes del Movimiento Salto Hortícola (que agrupa a siete agremiaciones) se reunieron con el representante local ante la Junta Nacional de la Granja, Italo Tenca y se realizaron las evaluaciones primarias de los perjuicios en este rubro de la producción.

“De las 400 hectáreas que se plantan en invernáculos, micro y macro túneles, estimamos que unas 300 han sido dañadas y en la mayoría de los casos en un metro cuadrado dejó entre 30 a 40 perforaciones de un amplio tamaño”, dijo Tenca.

Las variedades de cultivos en estas áreas cubiertas van desde tomate, morrón, zapallitos, berenjena, chaucha y frutilla, la mayoría en plena producción.

Aquiles Mainardi, presidente del Movimiento Hortícola, en declaraciones a Radio Arapey señaló que la interrogante que se le plantea al productor en estos momentos en cómo proteger sus plantaciones de la lluvia y el frío principalmente: “Emparchar es imposible ante la magnitud del daño por metro cuadrado y si colocamos un nylon por encima del que está abaratamos costos, pero la contra es que le quitamos luz a la planta en esta época que es escasa”.

Dijo, además, que la situación que se generó con tormenta de agua, viento y de granizo de un tamaño inusual, es de dimensiones mucho mayor en cuanto a perjuicios al ocurrido en octubre pasado por los avanzado de las bajas temperaturas: “Hoy corre riesgo la producción, es una situación sumamente compleja en donde los plazos se acortan con la llegada del frío".

Asimismo, indicó que en caso de tomar la decisión el productor de un recambio inmediato de los techos afectados, va a encontrar dificultades para conseguir tapa juntas, mano de obras especializada y del propio nylon.

Fuentes del sector hortifructícola señalaron que la granizada y tormenta del año pasado, que fueron de menor relevancia de la acaecida ayer, tuvo un costo de cinco millones de dólares para reparar los invernáculos.

 

 

Fuente: El Pais