Formalizaron la acusación contra Pablo Goncálvez en Paraguay

La Justicia de Paraguay formalizó la acusación contra el uruguayo Pablo Goncálvez por tenencia de armas y posesión de drogas.

La audiencia fue fijada para la semana que viene y si se pasa a juicio oral el uruguayo podría ingresar nuevamente a prisión.

El fiscal de la causa, Carlos Almada, dijo que "la expectativa punitiva de la posesión de drogas va de 5 a 15 años". Dijo también que puede haber algunos atenuantes para reducir la pena, pero que eso se resolverá en la instancia judicial.

Goncálvez fue detenido a principios de junio del año pasado cuando circulaba por la ciudad de Salto del Guairá, frontera entre Paraguay y Brasil, portando un arma, cartuchos y cocaína.

Había quedado libre en 2016 después de haber estado recluido 23 años por múltiple asesinato: mató a tres mujeres de forma premeditada. 

La prensa de la época lo calificó como el "asesino serial de Carrasco". Era un joven cuando ingresó a prisión el 22 de febrero de 1993. Tenía 22 años. Salió en libertad con 46. Estando preso se casó y se divorció. Fue padre, aunque hoy no tiene contacto con su hija.

Durante la reclusión estudió Informática, Derecho, Economía, luego de dictar cursos de inglés a otros reclusos. Tuvo una conducta correcta en sus últimos tiempos de prisión.

Su caso, analizado más de una vez en la cátedra de Psiquiatría de la Facultad de Medicina, se cerró luego de 23 años. En prisión fue herido gravemente por otros reclusos.

"Su liberación va a generar miedo", dijo hace un año el exjuez Rolando Vomero, el primer magistrado que procesó a Goncálvez.

 

 

Fuente: El Pais