Tras 5 años de implementación, actualmente hay 388 tobilleras activas.

La directora de la División Políticas de Género, July Zabaleta, realizó un balance del uso de tobilleras de monitoreo electrónico en estos 5 años de implementación, donde se destaca el 100% de eficacia en todos los casos.

La directora se refirió a la confianza que ha brindado el sistema de monitoreo electrónico durante este tiempo de implementación; según los resultados de los análisis realizados por la propia Unidad, esto ha motivado a las víctimas a denunciar más los hechos de violencia doméstica y de género.

Actualmente son 388 tobilleras que están activas en todo el país, “lo que refiere un número importante en comparación con otros países”, subrayó Zabaleta.

Además, se refirió a que se deben busca otras formas de protección y explicó que el monitoreo electrónico y las custodias policiales se utilizan muchas veces para casos donde la violencia intrafamiliar.

“En estos casos, habría de abordarse primordialmente la adicción, sino se realiza, el riesgo de la situación no va a descender, por más que esté mucho tiempo monitoreado con tobilleras”, resaltó Zabaleta.

Por su parte, “la sobreutilización de los recursos policiales corre el riesgo de afectar la calidad de la respuesta”.

La entrevistada sostuvo que se debe buscar una respuesta integral al problema de la violencia doméstica y de género desde distintos organismos del Estado (y de la sociedad civil) que permitan, entre otras cosas, la reubicación de las víctimas, con soluciones habitacionales, activación de otros mecanismos de protección del Estado que aporten a disminuir las variables que favorecen la reincidencia por parte de los agresores y así tener más mecanismos de protección.

La directora, aseguró que existen otras herramientas de protección y prevención como los ofrecidos por INMUJERES pero no son suficientes.

 

Fuente: UNICOM.