Prosecretario Roballo instó a extremar cuidados para prevenir incendios forestales.

El prosecretario de la Presidencia y director superior del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae), Juan Andrés Roballo, sobrevoló  el departamento de Rocha en el marco de los vuelos que se hacen habitualmente en esta época del año, cuyo fin es avisar y prevenir quemas indebidas o incendios.

El Sinae, Bomberos, Ministerio del Interior, el Instituto Uruguayo de Meteorología, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), productores forestales y gobiernos departamentales, realizan regularmente acciones de prevención, monitoreo permanente y alerta temprana, entre las que se encuentran este tipo de vuelos.

Según los datos actualizados que maneja el sistema, el 98 % de los incendios son provocados por la acción humana y, en la temporada pasada (2016/2017), la cantidad de incendios disminuyó 40 %.

Roballo recordó que actualmente rige una advertencia, emitida por Inumet, por riesgo alto de incendios, por lo cual instó a la población a  extremar precauciones y seguir las recomendaciones.  

Por su parte el subdirector de Bomberos, Antonio Acevedo, informó que en diciembre la dirección actuó en 620 incendios forestales y en los días transcurridos de enero se concretaron más de 1.000 intervenciones.

El decreto 436/007 es el marco legal que regula los incendios y establece tres aspectos fundamentales: la prohibición de realizar fuegos y quemas entre diciembre y abril; la mantención de los predios limpios y el extremo cuidado en el uso de fuegos artificiales.

La imprudencia, el descuido y la intencionalidad son conductas penadas por ley. El artículo 206 del Código Penal determina que “el incendio es un delito con una carga penal de entre 12 meses de prisión y 16 años de penitenciaría”. En ese mismo sentido, el artículo 2.º de la ley 15.896 establece que “las multas se graduarán de acuerdo a su gravedad, entre 10 y 200 unidades reajustables” y el artículo 90 del Código Rural determina que quien efectúe quemazón de campos estará obligado a la “reparación de todos los daños y perjuicios que ocasionare”.

 

Fuente: Presidencia.