Sindicato ocupa Montevideo Gas contra Petrobras y pide cambios

Consideran que la gestión del gas natural por parte de la empresa brasileña es "pésima" y exigen que cumpla las obligaciones o abandone la administración del servicio.

 

 

Según indicaron en un comunicado, la estatal norteña realiza una "pésima gestión" y el sindicato exige que "cumpla con las obligaciones del contrato de concesión o que abandone la misma".

Denuncian que Petrobras no cumple con el reglamento de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) que obliga a inspeccionar las cañerías de los usuarios para prevenir escapes de gas y que a su vez, la empresa exige "aumentar las tarifas para cumplir con dicha obligación".

El sindicato asegura que la situación en Montevideo Gas afecta a 200 trabajadores, además de los 45.000 usuarios de MontevideoGas y Conecta en Paysandú, Colonia, San José, Canelones y Montevideo.

Críticas a Lacalle Pou

En el comunicado, el sindicato pidió que se concrete el desarrollo de la planta regasificadora, ya que entienden que es "la única forma de asegurar el desarrollo del sector" y piden que el edificio central, que ocupan, no sea abandonado "para pagar US$ 204.000 de alquiler por un edifico en Plaza Mayor".

A su vez, criticaron "la acción de actores políticos que, buscando rédito electoral, se oponen a la existencia de una regasificadora a pesar de que es la única iniciativa que puede darle perspectiva de desarrollo al sector y ser un puntal en el desarrollo productivo y la elevación de la calidad de vida de la población". 

Estas acusaciones llegan luego de que el senador nacionalista Luis Lacalle Pou dijera que el gobierno debe tomar "medidas de buena administración" y una de ellas es dar por terminado el proyecto de construcción de una regasificadora. El legislador sostuvo que "no parece lógico seguir" con la planta, ya que "se están pagando más de US$ 2 millones al año entre sueldos y gastos de funcionamiento".

 

 

Fuente: El Pais