>

EE.UU y Cuba reanudaron oficialmente sus relaciones.

Estados Unidos y Cuba reanudaron formalmente este lunes sus relaciones diplomáticas y la bandera cubana volvió a ondear en la embajada de la isla en Washington, un histórico gesto que puso fin a décadas de hostilidades entre los dos vecinos.

 

Tres militares marcharon por la puerta de la embajada e izaron el estandarte cubano -rojo, blanco y azul con una estrella solitaria- a las 10.36 hora local, bajo los acordes del himno cubano.

Bajo un calor sofocante, unos 500 invitados y una pequeña multitud de curiosos acompañaron la ceremonia en el edificio -una pequeña mansión neoclásica de piedra caliza- que desde inicios del siglo XX representa los intereses cubanos.

Afuera de la sede diplomática manifestantes gritaban "¡Viva Cuba!", "¡Fidel, Fidel!" y "¡Cuba sí, embargo no!", en medio de un frenesí de camarógrafos, fotógrafos y periodistas de varios países.

La bandera era la misma que fue arriada hace 54 años de la sede diplomática, cuando ambos países rompieron sus relaciones al fragor de la Guerra Fría, dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ante una audiencia de invitados que abarrotaban los pasillos de la embajada.

Las relaciones diplomáticas se restablecieron de forma oficial en el primer minuto de este lunes, y las secciones de intereses de Estados Unidos y Cuba se convirtieron en embajadas de pleno poder en ambos países a esa hora.

Al inicio de la tarde de Washington, el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, recibió al canciller Rodríguez en su gabiente, en la primera reunión de este nivel entre los dos países en 57 años.

Al finalizar ese encuentro dieron una conferencia de prensa conjunta, en la que Rodríguez instó a poner fin al embargo económico estadounidense contra la isla y la devolución de la base militar de Guantánamo.

Kerry dijo que la base "no forma parte de las discusiones" para la normalización de relaciones diplomáticas entre ambos países. Sin embargo, indicó que era deseo del gobierno de Barack Obama levantar el embargo económico impuesto a Cuba en 1962, y dijo esperar que ello ocurriera "pronto".

El jerarca admitió que el camino para la normalización completa de las relaciones bilaterales con Cuba será "largo y complejo", pero expresó su esperanza de que los dos países puedan vivir "como buenos vecinos".

"No se confundan, el proceso a la normalización completa de las relaciones (...) será largo y complejo. En el camino habrá tropiezos y momentos de frustración. Será necesario tener paciencia. Todo eso es razón suficiente para empezar", dijo Kerry a la prensa al fin de un encuentro con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Fuente: Subrayado y AFP