Hallan restos de víctimas del nazismo en instituto forense

Restos de víctimas del anatomista nazi, August Hirt, conservados en frascos se hallaron recientemente en el Instituto de Medicina Forense de Estrasburgo, Francia.

 

Los investigadores ignoraban totalmente la existencia de estos restos. El ayuntamiento de la ciudad tiene previsto entregar los restos descubiertos a la comunidad judía de la ciudad. 

El descubrimiento inesperado se realizó el 9 de julio. Pero las autoridades esperaron antes de comunicar que el reconocido historiador, Raphaël Toledano, es el autor de este descubrimiento.

Los restos recientemente encontrados pertenecen a varias de las 86 víctimas de un proyecto de colección de esqueletos judíos que quería completar el anatomista nazi, August Hirt.

Con la ayuda del director del Instituto de Medicina Forense de Estrasburgo, Jean-Sébastien Raul, el investigador logró identificar varias piezas, entre ellas un frasco conteniendo fragmentos de piel de una víctima de las cámaras de gas.

El especialista también encontró dos probetas que contenían el intestino y el estómago de una víctima y objetos utilizados durante la incineración de cuerpos en el campo de concentración alsaciano de Natzweiler-Struthof.

La mayoría de los restos, casi todos cortados en trozos, habían sido encontrados poco después de la liberación de Estrasburgo por los aliados en 1944, y fueron rápidamente inhumados en un cementerio judío.

Los fragmentos hallados ahora forman parte de los elementos conservados por el profesor de medicina forense de la Facultad de Medicina de Estrasburgo, Camille Simonin, en el marco de una investigación sobre los crímenes del doctor Hirt.

La carta que traicionó a Hirt

Durante sus investigaciones, una carta de este médico forense fechada en 1952 puso sobre la pista de los restos al historiador Raphaël Toledano. La misiva hacía referencia a frascos con muestras tomadas durante las autopsias practicadas a las víctimas judías de la cámara de gas de Struthof.

Las etiquetas identifican cada fragmento con precisión y hacen referencia especialmente, a la matrícula 107969, que corresponde al número tatuado en el Campo de Auschwitz en el antebrazo de Menachen Taffel, una de las 86 víctimas.

El ayuntamiento de Estrasburgo tiene previsto entregar los restos descubiertos a la comunidad judía de la ciudad. 

 

 

Fuente: El Espectador