>

ONU confirmó 800 muertos en el naufragio en el Mediterráneo.

La Agencia de la ONU (Organización de Naciones Unidas) para los Refugiados (ACNUR) cifró en unos 800 los inmigrantes muertos al naufragar el domingo el barco en el que viajaban en el mar Mediterráneo, cuyo capitán y un ayudante fueron detenidos, según autoridades citadas por medios italianos.

La vocera de ACNUR en Italia, Carlotta Sami, dijo la madrugada del martes que tras interrogar a la mayoría de los 27 supervivientes llegados a última hora del lunes a territorio italiano "es posible decir que al menos 800 han muerto".

Los inmigrantes que sobrevivieron al naufragio llegaron a las 23:45 hora local (21:45 GMT) del lunes al puerto italiano de Catania (Sicilia, sur) en una nave de la Guardia Costera del país transalpino.

En total, el número de supervivientes asciende a 28 personas, si bien al puerto siciliano llegaron 27 ya que uno fue previamente trasladado de urgencia en helicóptero a un hospital de Sicilia debido a que presentaba una serie de complicaciones clínicas.

Según declaraciones de algunos supervivientes nada más llegar a Italia, en la embarcación viajaban entre 700 y 950 personas, y el inmigrante ingresado en el hospital, un bangladesí, dijo ante los magistrados italianos que había en torno a 50 menores y 200 mujeres.

La Guardia Costera italiana había informado de 28 supervivientes y 24 víctimas mortales, cuyos cuerpos fueron recuperadas del agua y trasladados al puerto maltés de La Valletta.

Por otra parte, el capitán del barco siniestrado, un tunecino, y su ayudante sirio fueron detenidos y acusados de homicidio múltiple, naufragio y de apoyar la inmigración ilegal por dirigir el barco que se hundió frente a la costa de Malta.

El fiscal de Catania Giovanni Salvi dijo que ambos han sido reconocidos por los sobrevivientes que se encontraban a bordo del buque Gregoretti e incluso por el joven de Bangladesh hospitalizado en Catania, a los que se le mostraron las fotografías.

El naufragio ocurrió la madrugada del domingo, cuando la Marina italiana, tras recibir una petición de auxilio, pidió a un mercante portugués que navegaba por la zona que acudiera a socorrer a la embarcación en apuros.

 

Fuente: Infobae.