>

Cerca de un millón de personas marchan contra Dilma en Brasil.

Decenas de miles de personas vestidas de verde y amarillo, los colores de la bandera de Brasil, protestaban este domingo pacíficamente en todo el país contra la presidenta Dilma Rousseff, que enfrenta un complejo panorama económico y también político debido al escándalo de corrupción en Petrobras.

 

Las manifestaciones para protestar por el megaescándalo de corrupción en la estatal Petrobras y la compleja situación económica alcanzan así prácticamente el mismo tamaño que las marchas callejeras espontáneas de junio de 2013, aunque representan solo el 0,5% de la población.

En 2013, en plena Copa Confederaciones de fútbol, más de un millón de brasileños reclamaron el fin de la corrupción de la clase política y más gastos en transporte, educación y salud, en lugar de en el Mundial-2014.

"Hoy somos miles y miles de personas que pedimos el 'impeachment' (destitución) de Dilma Rousseff. El gobierno está en una situación lamentable", dijo a la AFP Rubens Nunes, asesor jurídico del Movimento Brasil Libre, uno de los grupos que organizó la protesta en las redes sociales.

"Estamos cansados de pagar tantos impuestos y ver este país convertido en chatarra", añadió este joven de 26 años desde lo alto de uno de los grandes camiones con equipos de sonido que lideraban la marcha en Sao Paulo.

AL igual que en el resto del país, los manifestantes en Sao Paulo, la ciudad más poblada con 20 millones de habitantes en su área metropolitana, y también su capital económica, vestían camisetas verdes y amarillas, los colores de la bandera de Brasil, y cantaron el himno nacional.

Joao Augusto Seixas, un ingeniero de 64 años, llevaba una camiseta en la que se leía "BASTA".

"Basta, esto es un mensaje contra la situación actual de Brasil y contra la corrupción que ha alcanzado niveles nunca vistos. Necesitamos una reforma política, buscar una solución que puede ser el 'impeachment', eso hay que debatirlo", dijo.

Fuente:Montevideo.com