Falleció el niño argentino que había inhalado brillantina

Mauro López Banegas, el niño de 7 años que el 18 de octubre inhaló por accidente brillantina, falleció este sábado 8 de noviembre, informa Clarin de Argentina.

"Mauro estaba en proceso de evolución pero ahora no hay esperanza. Hay muerte cerebral. Solo podemos esperar un milagro de Dios", había dicho el viernes a la prensa Berta Banegas, la madre del pequeño.

Este sábado, también en diálogo con medios de comunicación, confirmó la peor noticia: “Mauro ya se fue”.

Todo comenzó hace poco más de tres semanas, cuando Mauro estaba haciendo los deberes de la escuela y jugaba con un silbato. Puso brillantina en el silbato y sopló. A los pocos segundos inhaló el producto, que tiene plomo, cobre y otros metales pesados tóxicos.

Sufrió una crisis respiratoria y sus padres los llevaron al hospital. Lo atendieron, lo estabilizaron y al cabo de algunas horas lo enviaron a su casa.

Al día siguiente se descompuso, sufrió otra crisis respiratoria y lo volvieron a llevar al hospital, donde quedó internado.

La semana pasada los profesionales ya anunciaban el terrible desenlace: “los médicos dijeron que el daño es irreversible. El daño que tiene el cerebro es total”, había dicho la madre de Mauro.

Hasta este sábado el niño se mantenía con vida gracias a un respirador artificial en cuidados intensivos del Centro Provincial de Salud Infantil (CEPSI), en Santiago del Estero. Falleció cerca del mediodía.

Fuente: Subrayado Portal