>

Obama: “Votad, votad, votad”.

El presidente Barack Obama ha instado a los votantes tradicionales del Partido Demócrata a movilizarse para evitar una victoria arrolladora del Partido Republicano en las elecciones del martes en Estados Unidos.

“Votad, votad, votad”, dijo Obama ante unas 5.000 personas congregadas el domingo en el pabellón de baloncesto de la Temple University, en Filadelfia (Pensilvania). Mientras que, en las elecciones presidenciales, la participación ronda el 60%, en las llamadas ‘midterms’, las elecciones de medio mandato es inferior al 40%.

“En Ucrania acaban de tener una elección y la participación ha sido del 60%”, dijo el presidente. “No hay excusa para que renunciemos a nuestro poder”.

Era el último mitín previsto en una campaña en la que el presidente de EE UU apenas ha participado. Ya no habrá más mítines hasta las presidenciales de 2016, en las que se elegirá a su sucesor, y está por ver qué papel tendrá entonces. Ahora pocos candidatos de su partido, el demócrata, en las elecciones al Congreso y al cargo de gobernador le han requerido.

La obamamanía queda lejos: Obama es impopular y sus correligionarios prefieren mantenerse alejados de él. Una excepción es Tom Wolf, candidato a gobernador de Pensilvania, que le invitó al mitin de Filadelfia, el tercero y último en una breve gira que le ha llevado a Michigan y Connecticut.

Los sondeos pronostican que en las elecciones el Partido Republicano ampliará su actual mayoría en la Cámara de Representantes y logrará la mayoría en el Senado, controlado por el Partido Demócrata. Si se cumplen el pronóstico, la parálisis legislativa que ha dominado Washington en los últimos años puede agravarse.

 

Fuente: El Pais.es