Brasil suma 855 nuevos muertos por COVID-19 y el total roza los 120.000

Brasil sumó en las últimas 24 horas 855 nuevos decesos por coronavirus, con lo cual el total de fallecidos llegó a 119.504, mientras que el número de infectados asciende ya a 3.804.803, informó este viernes el Ministerio de Salud.

De acuerdo con el último balance divulgado por esa cartera, en el mismo periodo las autoridades fueron notificadas de 43.412 nuevos contagios por la enfermedad, lo que confirma a Brasil como el segundo país del mundo más golpeado por la crisis sanitaria en números absolutos, detrás de Estados Unidos.

Pese a las elevadas cifras, se trata de la segunda jornada consecutiva en la que el número diario de muertos se sitúa por debajo del millar, ya que la víspera el país registró 984 decesos por la enfermedad.

Desde finales de mayo, el gigante suramericano vive una fase de cierta estabilidad en la media de fallecidos, que suele rondar el millar diario, y de nuevos casos, que se ubican alrededor de los 40.000 al día.

Según especialistas, la pandemia se comporta de maneras distintas en las diversas regiones de Brasil, un país de dimensiones continentales y con 210 millones de habitantes, por lo que algunas zonas muy golpeadas a inicios de la crisis ya han sido capaces de controlarla, mientras que otras regiones siguen con los números al alza.

En su boletín diario, la cartera de Salud informó además que 2.976.796 personas ya se han recuperado de la COVID-19, equivalente al 78,2 % del total de contagiados, mientras que otros 708.503 pacientes siguen bajo acompañamiento médico.

Los datos presentados por el Ministerio este viernes divergen ligeramente de los compilados por el Consejo Nacional de Secretarios de Salud, que reúne las 27 secretarías regionales de Salud y que apuntan que fueron contabilizados 922 nuevos decesos y 51.214 nuevos casos de coronavirus en la última

SAO PAULO SUPERA EL "PEOR MOMENTO" DE LA PANDEMIA

De acuerdo con el boletín del Ministerio de Salud, el estado de Sao Paulo, el más poblado del país, con unos 46 millones de habitantes, se mantuvo como la región con el mayor número absoluto de muertos (29.694) e infectados (796.209) por el SARS-CoV-2.

Sin embargo, seis meses después de la confirmación del primer caso, el 26 de febrero, el estado paulista parece haber iniciado su curva descendente tras alcanzar el pico de contagios, según explicó este viernes el gobernador Joao Doria en una rueda de prensa.

"Superamos, en nuestro análisis, el peor momento de la pandemia en Sao Paulo. Los números de esta semana indican una nueva reducción en la media de casos y fallecimientos, lo que ya había ocurrido la semana pasada y la anterior", expresó el gobernador paulista.

Doria agregó que, en la media móvil de catorce días, Sao Paulo tuvo una reducción de más de un 20 % en el registro de nuevos decesos y que el número de hospitalizaciones a raíz de la COVID-19 igualmente presentó caídas en todo el estado.

"La perspectiva en el actual escenario epidemiológico es que estamos iniciando el descenso del pico", recalcó.

Sao Paulo, así como la mayoría de los 27 entidades regionales brasileñas (26 estados y el Distrito Federal de Brasilia), vive desde junio su "nueva normalidad", en la que ya están autorizados a funcionar centros comerciales, tiendas, gimnasios, parques y puntos turísticos, entre otras actividades

Fuente: Montevideo Portal 

jornada