Brasil supera las 113.000 muertes y camina a los 3,6 millones de contagios

Brasil registró 1.054 nuevas muertes y 30.355 infecciones por la COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo que el país ya sobrepasó los 113.000 fallecidos y los 3,53 millones de casos confirmados, informó este viernes el Gobierno.

De acuerdo con el más reciente balance del Ministerio de Salud, el gigante sudamericano suma un total de 113.358 muertes y 3.532.330 casos por el nuevo coronavirus en casi seis meses, desde que la pandemia llegó al país el pasado 26 de febrero.

No obstante, más 2,6 millones de infectados ya se recuperaron de la enfermedad, lo que representa el 75,6 % del total.

Según el balance, unos 750.000 pacientes continúan bajo acompañamiento médico y 3.201 óbitos están aún en investigación.

Brasil es el segundo país del mundo con mayor número de muertes y casos de COVID-19, solo por detrás de Estados Unidos.

Aunque la potencia suramericana mantiene una relativa estabilidad desde finales de mayo, los números continúan "muy elevados", en el pensar de varios expertos y de la propia OMS, ya que Brasil tiene una tasa de alrededor de 53,4 muertes por cada 100 mil habitantes.

"La situación en Brasil de algún modo se ha estabilizado en términos del número de infecciones detectadas por semana y ciertamente la presión debe haber bajado en los servicios de cuidados intensivos", afirmó este viernes el director de Emergencias de la OMS, Mike Ryan.

La aceleración de los casos se ha detenido en varias regiones y hay "un claro descenso" en otras, agregó.

Ryan sostuvo que Brasil está en un momento crucial "en el que parece que las cosas pueden mejorar" y animó a las autoridades a aprovechar este momento para hacer lo necesario para que esta tendencia se confirme.

Hasta la semana pasada el promedio diario superaba el millar de muertes y los 40.000 casos de contagio, pero las cifras han menguado un poco y la media de óbitos diaria ahora se ubica por debajo de los mil.

De acuerdo con la cartera de Salud, la región del centro-oeste del país es la única que continúa registrando un crecimiento en el promedio de muertes, especialmente en los estados de Goiás y Brasilia, en tanto que las reducciones son más marcadas en el nordeste, con excepción del estado de Bahía.

Las otras regiones tienen un promedio estable, lo que no significa que la situación sea tranquila.

En este país de más de 8,5 millones de kilómetros cuadrados y 210 millones de habitantes, donde predominan la variedad de condiciones climáticas, geográficas y socioeconómicas, la pandemia se ha desarrollado en diferentes momentos, lo que ha extendido en el tiempo efectos causados por la crisis como el desempleo.

Para amortiguar la situación, el presidente Jair Bolsonaro anunció este viernes que extenderá hasta diciembre el subsidio que viene otorgando el Gobierno para los más pobres y los informales afectados por la pandemia, aunque con un monto diferente que aún no se ha definido.

Desde abril el Gobierno de Bolsonaro ha otorgado mensualmente un subsidio de 600 reales (unos 109 dólares al cambio actual).
Fuente: Montevideo Portal