>

Prohibieron una protesta convocada para este sábado en Hong Kong y China movilizó tropas

Las tropas chinas acuarteladas en Hong Kong y Macao realizaron una serie de "rotaciones rutinarias" que involucraron a miles de tropas a bordo de vehículos, informó la agencia estatal de noticias Xinhua, en medio de una ola de protestas pro democracia en la ciudad y mientras aumentan los temores ante un posible aumento de la presencia militar en la ciudad.

"La maniobra es una rotación normal rutinaria anual aprobada por la Comisión Militar Central, acorde a la Ley de la República Popular China sobre Acuartelamientos en la región administrativa especial de Hong Kong, que estipula que 'el acuartelamiento de Hong Kong debe practicar un sistema de rotación de sus miembros'", indicó la fuente ciudad por la agencia china.

Vehículos militares en Hong Kong tras la rotación (Reuters)Se trata de la vigésimo segunda vez que las tropas rotan, en el caso de Hong Kong, y de la vigésima, en el de Macao, una por cada año desde que regresaron a soberanía china (en 1997 y 1999, respectivamente).

Las tropas partieron a bordo de numerosos vehículos a última hora del miércoles desde su base en la ciudad fronteriza de Sehnzhen, en la provincia sureña de Guangdong, y comenzaron a llegar a sus cuarteles en Hong Kong en la madrugada.

Según las autoridades, estas rotaciones se hacen en medio de la noche para no crear dificultades en el tránsito normal. A diferencia de otras realizadas en el pasado, en esta ocasión el traslado se hizo por tierra, aire y mar.

"Esta vez la rotación mejorará aún más la capacidad de la guarnición de cumplir su deber de defender Hong Kong. Seguiremos absolutamente las órdenes del Comité Central y la Comisión Militar del Partido Comunista de China, implementaremos la política de "una china, dos sistemas" y resguardaremos la soberanía, seguridad e intereses del país", señaló Liu Chaohui, vicejefe de la guarnición del ejército en Hong Kong.

La movilización se hizo en la madrugada para no afectar el tránsito, dijeron las autoridades (AFP)Aunque se insistió en la normalidad del proceso, las rotaciones se producen en un momento de fuerte tensión en Hong Kong, que desde hace doce semanas es escenario de manifestaciones en sus calles que originadas por una propuesta de ley de extradición que, en teoría, habría permitido a Beijing acceder a "fugitivos" refugiados en territorio hongkonés.

En este sentido, el diputado hongkonés del Partido Cívico Dennis Kwok expresó este jueves que estas maniobras del Ejército Popular de Liberación (EPL) son "una actitud deliberada" de advertencia al pueblo de Hong Kong.

"No creo que, dada la sensibilidad del momento actual, esto sea algo rutinario", dijo Kwok en un programa de la radiotelevisión hongkonesa RTHK. "Creo que es una actitud deliberada por parte del EPL de decir, o advertir, al pueblo de Hong Kong de que podrían ser desplegado".

Específicamente había preocupación por un posible despliegue encubierto de más tropas chinas en Hong Kong a través de la rotación. Según el New York Times, se estima que hay entre 6.000 y 10.000 soldados chinos en la guarnición de la ciudad, aunque el número concreto nunca es revelado. Durante la rotación de 2018 el comandante aclaró que el número de hombres y equipo seguía siendo el mismo.

Esta vez, no hubo tal aclaración ni tampoco una mención siquiera al número de tropas desplegada, alimentando las especulaciones.

A mediados de este mes, varios vehículos militares chinos se desplazaron hasta la ciudad fronteriza de Shenzhen, donde tropas chinas realizaron una serie de maniobras, algo que desató temores entre la población hongkonesa ante una posible entrada para frenar las protestas.

De hecho, la Fuerzas de Seguridad de Hong Kong han prohibido la celebración de una nueva manifestación pautada para el sábado, lo que, de cumplirse, pondría fin a la continuidad desde marzo de protestas en los fines de semana.

Hasta el momento, la represión ha estado encarada exclusivamente por la policía de Hong Kong, aunque también se observaron grupos de civiles enviados a chocar con los manifestantes. Pero las tropas del EPL aún no participaron, ya que esto generaía una escala de de tensiones y una condena internacional.

Aunque a principios de julio las autoridades hongkonesas, encolumnadas con Beijing, declararon "suspendida" esa polémica propuesta de ley de extradición, los manifestantes exigen que se retire oficialmente y han ampliado sus demandas con el objetivo de mejorar los mecanismo democráticos de la ciudad y, en definitiva, oponerse al autoritarismo chino.

Las manifestaciones han movilizado desde junio a cientos de miles de personas y han dejado enfrentamientos entre algunos manifestantes violentos y la policía de Hong Kong a la que se ha acusado de abusar de su poder a la hora de disuadir las protestas.

Por su parte, Beijing asegura que detrás de las protestas existe una "mano negra" y señala a "algunas fuerzas de Estados Unidos" como responsables.

Tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997 y bajo la fórmula "Un país, dos sistemas", el Gobierno chino se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y a respetar una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental hasta 2047.

 

 

Fuente: Infobae