Apuñalan al ultraderechista Bolsonaro, favorito para las elecciones de Brasil

El líder ultraderechista Jair Bolsonaro, favorito en la carrera presidencial de las elecciones que Brasil celebra en octubre, fue apuñalado en la tarde de este jueves, aunque su vida no corre peligro.

 

Jair BolsonaroEl candidato participaba en un acto de campaña en Juiz de Fora (estado de Minas Gerais, sureste del país), cuando un hombre camuflado en medio de la multitud le hirió con un arma blanca.

En ese momento Bolsonaro estaba siendo llevado a hombros por los simpatizantes, según un video divulgado en las redes sociales que muestra el momento de la agresión.

Su hijo, el también político Flavio Bolsonaro, confirmó rápidamente el ataque a través de Twitter: "Jair Bolsonaro sufrió un atentado ahora en Juiz de Fora, una puñalada con un cuchillo en la región del abdomen; gracias a Dios fue apenas superficial y él está bien; ¡pido que intensifiquen las oraciones por nosotros!", escribió.

Según las primeras informaciones, el político ya se recupera en el hospital Santa Casa de Juiz de Fora. Bolsonaro (Partido Social Liberal) encabeza la carrera presidencial en Brasil, después de que Lula da Silva, que era el claro favorito, fuera vetado por la Justicia Electoral la semana pasada.

Conocido por sus continuas polémicas, este militar de la reserva tiene el 22% de intenciones de voto. Es casi el doble que sus rivales más moderados Marina Silva (centro-derecha) y Ciro Gomes (centro-izquierda), según una encuesta divulgada ayer por el Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística.

El autor confeso, detenidoAdélio Bispo de Oliveira, de 40 años, es el autor confeso del atentado contra el candidato. Natural de Montes Claros, a unos 700 kilómetros de donde se produjo el ataque, Bispo de Oliveira se encuentra detenido en la sede de la Policía Federal de Juiz de Fora, mientras las autoridades intentan esclarecer el motivo del intento de homicidio.

Según confirmaron fuentes de la Policía Militarizada, De Oliveira tenía un curso de educación superior y parecía "mentalmente pleno y totalmente consciente de aquel acto que parece que fue premeditado".

"Dijo inicialmente que no simpatizaba con Bolsonaro, pero con el transcurso de las investigaciones, probablemente, debe pasar más informaciones", señalaron las citadas fuentes.

No obstante, el presidente de la Federación Nacional de los Policías Federales de Brasil, Luis Boudens, dijo que en el momento de su arresto De Oliveira "presentó un aspecto de un problema psicológico, e incluso llegó a decir, según testimonios que presenciaron los hechos, que la tarea era una misión divina".

"Soltó esa frase en el momento que era conducido para el coche patrulla de la Policía, dijo eso y algunas personas lo escucharon", comentó Boudens.

Fuentes de la Policía Militarizada señalaron que De Oliveira llevaba el arma blanca con la que acuchilló al aspirante presidencial "envuelta en una camisa" y se "fue aproximando hasta que tuvo la oportunidad y le alcanzó".

Según esas fuentes, fue arrestado en el momento por un cabo de la Policía Militarizada y conducido a la sede de la Policía Federal, que ahora intenta trazar un perfil psicológico del agresor.

De acuerdo con Boudens, Bolsonaro era escoltado por cuatro agentes federales cuando se produjo el atentado, además de contar con el apoyo de agentes de las policías locales.

"Se está buscando la motivación, si hay un problema psicológico o si hay una motivación ideológica, todo eso ya está siendo investigado", añadió.

"Hasta que los hechos principales sean esclarecidos se quedará en Juiz de Fora, si se esclarece toda la verdad, debe ser conducido probablemente a Brasilia", completó.

 

 

Fuente: El Mundo