ANIVERSARIO RADIO

Sindicatos petroleros de Brasil suspenden huelga declarada ilegal

La Federación Única de los Petroleros (FUP), que agrupa a los trabajadores del sector en Brasil, suspendió la huelga que había comenzado la víspera, después de que la Justicia la declaró "ilegal" por su carácter "político-ideológico".

La propia FUP informó sobre la suspensión de la huelga, que sería cumplida durante 72 horas, en un comunicado en el que reiteró su "solidaridad con la protesta legítima" de los gremios de camioneros, que estuvieron completamente paralizados durante diez días por los altos precios de los combustibles.

El paro petrolero había sido convocado en apoyo a los camioneros, para exigir cambios en la política de precios de Petrobras, que fija el valor del combustible según el mercado global, y también pedía la renuncia del presidente de la estatal, Pedro Parente, a quien los sindicatos acusan de favorecer a las multinacionales del sector.

La protesta convocada por la FUP había comenzado este miércoles con una muy baja adhesión de los trabajadores y no comprometió la producción de Petrobras ni la distribución de sus productos, que aún está afectada por las dificultades generadas por el paro camionero.

En el comunicado, la FUP condenó una decisión del Tribunal Superior del Trabajo, que declaró la huelga ilegal porque entendió que tenía un "claro componente político-ideológico", que consideró demostrado en el hecho de que no planteaba "ninguna reivindicación" en favor de los trabajadores.

En ese marco, la corte también impuso sanciones pecuniarias por valor de dos millones de reales (unos 540.000 dólares) diarios a los sindicatos que respaldasen la huelga convocada por la FUP.

Según esa central sindical, la sentencia apunta "claramente a criminalizar a los movimientos sociales" y representa "una grave violación de los derechos de los trabajadores", que "será denunciada ampliamente".

Sin embargo, la FUP pidió a sus afiliados "suspender la huelga", una decisión que calificó como "un paso atrás momentáneo y necesario para la construcción de un paro por tiempo indeterminado", que será "oportunamente" convocado.

También afirmó que "los trabajadores petroleros no retrocederán y ganarán la solidaridad de todos los movimientos sociales y otros sindicatos, tanto dentro como fuera del país".

La suspensión del paro petrolero fue anunciada en momentos en que la huelga de los camioneros perdió adhesión en forma acelerada, una vez que el Gobierno ya aceptó reducir el precio del diésel y acogió otras de las demandas presentadas por los sindicatos.

Aunque aún persistían pequeños focos de protesta, la mayoría de los camioneros han retomado el trabajo y la mayor preocupación del Gobierno era normalizar el abastecimiento, que durante el paro de los transportistas llegó a caer a niveles críticos.

 

 

Fuente: El Pais