>

Brote de Ébola en el Congo se extiende a zonas urbanas

La epidemia de Ébola declarada en la República Democrática del Congo el pasado 8 de mayo llegó a la zona urbana de Wangata, una ciudad de 1,2 millones de habitantes ubicada en el noroeste del país.

El contingente uruguayo de las misiones de paz de la ONU se encuentra por ahora fuera de peligro ya que está a 1.200 kilómetros del brote hacia el este, cerca de la ciudad de Goma.

De todas maneras, se toman las medidas preventivas permanentemente en cuanto a la higiene y la limpieza del agua, dijo el vocero del ejército Wilfredo Paiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este jueves el descubrimiento de un primer caso de Ébola en zona urbana en la República Democrática del Congo (RDC), después de que todos los anteriores se registraran en zonas rurales.

El director del Programa de Gestión de Situaciones de Emergencia de la OMS, Peter Salama, advirtió el pasado viernes que "si vemos una ciudad de este tamaño [Mbandaka] infectada por Ébola, vamos a tener una epidemia urbana importante".

Las autoridades de la RDC declararon una epidemia de Ébola el 8 de mayo en el noroeste del país, cerca del vecino Congo. La OMS tiene registrados 44 casos (3 confirmados, 20 probables, 21 sospechosos).

Hasta ahora todos los casos confirmados de Ébola se habían señalado en zonas rurales difíciles de acceso. Este hallazgo se produce cuando las autoridades recibieron el miércoles un lote de 5.400 dosis de una vacuna experimental contra el Ébola procedente de Ginebra.

La epidemia de Ébola más violenta de la historia golpeó África occidental entre finales de 2013 y 2016, causando más de 11.300 muertos entre 29.000 casos censados, más del 99% en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

La OMS fue duramente criticada por la lentitud de su reacción y muchos la acusaron de haber tardado demasiado en declarar el brote "emergencia de salud mundial".

La fiebre hemorrágica Ébola viene de un virus que se transmite por contacto físico a través de fluidos corporales infectados. Los animales salvajes pueden ser un vector transmisor.

 

 

Fuente: El Observador