Después de bloquear Telegram, Rusia va por Facebook

Después de haber bloqueado millones de direcciones IP usadas para eludir el bloqueo de la aplicación de mensajería Telegram, el regulador ruso de las telecomunicaciones Roskomnadzor anunció su intención de "inspeccionar" Facebook antes de fin de año.

"Vamos a inspeccionar esta empresa (Facebook) antes del final de 2018", declaró Alexander Jarov, quien dirige el Roskomnadzor, en una entrevista publicada por el diario Izvestia.

Hay que respetar ciertos criterios, como la localización en el territorio ruso de las bases de datos de los ciudadanos rusos y la eliminación de todas las informaciones prohibidas. Ellos (Facebook) tienen ya retraso. Si todos o algunos de esos criterios no se cumplen [...] la cuestión del bloqueo se planteará", agregó.

Según Izvestia, Roskomnadzor bloqueó hasta 19,4 millones de direcciones IP en Rusia en su lucha contra la aplicación de mensajería Telegram el martes por la tarde, antes de reducir el número a 16,4 millones hacia el final del día.

Las direcciones afectadas fueron utilizadas para eludir el bloqueo de Telegram, que entró en vigor el lunes a raíz de una decisión judicial debida al rechazo de la aplicación de mensajería cifrada a proporcionar a los servicios especiales (FSB) las claves que permiten leer los mensajes de los usuarios.

La ONG de defensa de los derechos humanos Agora, cuyos abogados defienden a Telegram, anunció este miércoles que estudiaba entablar una acción judicial.

"Vamos a reunir todos los testimonios y hechos hasta principios de mayo y pedir al fiscal general que compruebe la legalidad de las acciones de Roskomnadzor", declaró Pavel Chikov, director de Agora, en su cadena Telegram.

Chikov dijo que esperaba que "varias decenas de demandas y una acción colectiva en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)".

"Telegram sigue estando disponible para la mayoría de los residentes rusos", expresó con satisfacción Pavel Durov, cofundador de Telegram, en su cuenta de Twitter.

Anteriormente había hecho un llamamiento a la "resistencia digital", anunciando su intención de ofrecer bitcoins y "millones de dólares" a particulares y empresas que se emplearan en eludir el bloqueo.

Creada en 2013 por los hermanos Pavel y Nikolai Durov, Telegram cuenta hoy con 200 millones de usuarios en todo el mundo, un 7% de los cuales en Rusia.

 

 

Fuente: El Pais