Arzobispo encargado por el papa Francisco de indagar abusos sexuales llega a Chile

El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, encargado para indagar el eventual encubrimiento de Barros sobre abusos sexuales cometidos por un influyente sacerdote, llegó a Chile para hablar con víctimas que acusan al prelado, informó la Conferencia Episcopal.

En un comunicado, la entidad episcopal precisó que Scicluna ha venido al país para "escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen en torno a la situación del obispo de Osorno, Juan Barros".  

Scicluna, presidente del colegio para el examen de los delitos más graves en la Congregación para la Doctrina de la Fe, estará recibiendo testimonios entre este martes y el próximo viernes en la sede de la Nunciatura Apostólica, precisó.

En ese contexto, la Conferencia Episcopal pidió a quienes quieran ser escuchados "un relato por escrito que detalle los elementos que tienen interés en exponer durante la entrevista personal". 

Agregó que lo recibido será entregado personalmente al arzobispo Scicluna y que quienes quieran declarar en privado podrán mantener la reserva de sus identidades. 

Juan Barros es uno de los cerca de medio centenar de sacerdotes que fueron formados religiosamente por el sacerdote Fernando Karadima, durante varias décadas párroco de la iglesia El Bosque, situada en un pudiente sector de la capital. 

Barros es además uno de los cinco de aquellos sacerdotes que han llegado a ser obispos, pero desde que fue nombrado a la cabeza de la diócesis de Osorno, en el sur de Chile, ha sido presionado a renunciar por varias víctimas de Karadima, que lo acusan de haber encubierto los abusos de éste. 

Karadima fue suspendido a perpetuidad y condenado a una vida de oración por la Justicia Canónica.  

Barros apareció públicamente en las misas y otros actos que encabezó durante su visita a Chile, el pasado mes de enero, el papa Francisco, quien hasta entonces consideraba "calumnias" las acusaciones contra Barros. 

Pero tras la visita, el pontífice consideró que había que escuchar a las víctimas y a organizaciones laicas de Osorno que piden la salida del obispo, y designó a Scicluna como encargado de esa misión. 

Una misión que el arzobispo de Malta ya inició, pues en su desplazamiento hacia Chile hizo el pasado sábado una escala en Nueva York, donde escuchó el testimonio de Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima que acusan a Barros de encubridor. 

Tras la reunión, de casi cuatro horas, Cruz dijo a Efe que ambos lloraron "cuando yo le contaba cosas" que le ocurrieron en su infancia con el sacerdote Karadima.  

"Monseñor Scicluna, tremendamente empático, un hombre bueno que quiere hacer una investigación transparente e independiente, sin que nadie interfiera", indicó Cruz. 

Este lunes, el principal órgano de la Iglesia Católica chilena manifestó en su comunicado que "como señaló en su momento la Conferencia Episcopal de Chile, el encargo del papa a Scicluna demuestra que el paso del papa por Chile, además de sus luminosos mensajes y homilías, ha significado para él una actitud de verdadera escucha y cercanía hacia la realidad y desafíos de la sociedad chilena y de la Iglesia". 

 

 

Fuente: El Espectador