Varias ciudades del mundo en peligro de quedarse sin suministro de agua potable.

Las sequías de los últimos años han contribuido a provocar hambrunas y disturbios en las naciones rurales de todo el Mar Arábigo, desde Irán hasta Somalia. Pero las crisis de agua también amenaza a grandes ciudades de todo el mundo.

Muchos de los 21 millones de residentes de la Ciudad de México solo tienen agua corriente durante parte del día, mientras que uno de cada cinco solo tiene suministro unas pocas horas a la semana. Varias ciudades importantes en India no tienen suficiente.

Los administradores del agua en Melbourne, Australia, informaron el verano pasado que podrían quedarse sin agua en poco más de una década.

Al igual que en Ciudad del Cabo, los embalses en San Pablo, Brasil, se llenaron tan poco en 2015 que las tuberías se llenaron de lodo, se saquearon los camiones de agua de emergencia y el flujo de agua a las canillas en muchas casas se redujo a unas pocas horas dos veces por semana.

 

 


Fuente: Cromo.