Buque que busca al vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció por 3 días.

Durante tres días, el Seabed Constructor, uno de los barcos que busca restos del avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desapareció de los radares de seguimiento. Las pantallas, súbitamente, dejaron de mostrarlo. Ocurrió el 1 de febrero y retornó a los monitores el pasado domingo. No hubo ninguna explicación, por lo cual, el misterio se acrecentó en las últimas horas.

El Gobierno de Malasia contrató a principios de enero a la compañía norteamericana Ocean Infinity para rastrear el avión desaparecido por completo en marzo de 2014, cuando debía unir en vuelo Kuala Lumpur con Beijing. A bordo iban 239 personas, entre pasajeros y tripulantes.

El Seabed Constructor, con una altísima tecnología que permite hallar casi cualquier cosa en el fondo del océano, comenzó sus tareas el 22 de enero. Pero tan solo 10 días después, algo extraño sucedió en los monitores que seguían su rastro desde tierra. Su Sistema de Identificación Automático (AIS, por sus siglas en inglés) dejó de funcionar. Y de emitir señales. Tres días después, sin explicación mediante y sin que se supiera dónde había estado, volvió a las pantallas.

Pero cuando reapareció, lo hizo fuera del área de búsqueda en la que se encontraba y camino a un puesto de carga de combustible en el Puerto de Fremantle, Australia. Ninguno de los protagonistas, Gobierno malayo, australiano, o la misma empresa, informaron sobre qué ocurrió durante el black out de tres días.

 

Fuente: Infobae.