Trump en guerra con el FBI.

Donald Trump le declaró la guerra al actual FBI. Lo hizo al autorizar la publicación de un cuestionado informe que pone en duda la integridad de esa agencia y hasta del propio Departamento de Justicia.

El polémico informe lo divulgó el Congreso, pero la autorización la dio Trump desde el Salón Oval.

"Lo que está ocurriendo en nuestro país es una desgracia. (El documento) ha sido desclasificado y enviado al Congreso, y ahora veremos qué pasa. Mucha gente debería sentir vergüenza, o aún algo peor", dijo Trump.

Trump accedió a desclasificarlo a pesar de la advertencia del FBI de que el documento contenía "omisiones de hechos materiales" que comprometían su exactitud.

El memorando fue redactado por el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Devin Nunes, y alega que el FBI cometió abusos y que se basó en informaciones emanadas del Partido Demócrata para interceptar conversaciones de un auxiliar de la campaña de Trump, Carter Page.

El informe dibuja al FBI y al Departamento de Justicia como entidades profundamente politizadas, con un fuerte sentimiento anti Trump y contra el Partido Republicano.

El pedido de Nunes a la Casa Blanca para divulgar el documento desató de inmediato una verdadera tempestad política en Washington, al punto que el propio FBI pidió públicamente que el memorando sea mantenido en reserva.

El centro neurálgico de la crisis está en la investigación independiente conducida por el fiscal especial Robert Mueller, sobre la alegada colusión entre el comité de campaña de Trump y funcionarios rusos durante las elecciones.

Mueller, quien fue director del FBI durante una década, conduce esa investigación en la más absoluta reserva, pero indicios sugieren que las pesquisas están cada vez más cerca del presidente, quien hace una semana dijo que no tendría problemas en ir a declarar.

Sin embargo, la cadena CNN aseguró el jueves que en los últimos días Trump discutió con allegados sobre la publicación del memorando de Nunes y alegó que ese documento sería, en última instancia, un golpe letal a la investigación sobre la llamada "conexión rusa".

Por ello, legisladores del Partido Demócrata enviaron ayer mismo una dura carta a Trump advirtiéndole que una tentativa de bloquear esa investigación conducirá a una "crisis constitucional".

"Estamos alarmados por reportes de que usted pretende utilizar ese deficiente documento como pretexto para despedir al Fiscal General Adjunto, Rod Rosenstein, en un esfuerzo para corromper o impedir la investigación del Fiscal Especial Mueller", escribieron.

Tal hecho, añadieron, sería considerado una "tentativa de obstruir la justicia".

Ya a primera hora de este viernes Trump había arremetido con furia contra el FBI y el Departamento de Justicia, a los que acusó de "politizar el sagrado proceso de investigación a favor de los demócratas y contra los republicanos".

Jerárquicamente, el FBI depende del Departamento de Justicia.

 

 

Fuente: El Pais.