Capriles renunció a la oposición venezolana.

El resultado de las elecciones de gobernadores en Venezuela dejó una huella indeleble en la oposición de ese país, sobre todo a partir de la decisión, este lunes, de cuatro de los cinco gobernadores electos por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que decidieron jurar su cargo frente a la Asamblea Nacional Constituyente.

 

Como la dirigencia de la oposición había señalado que las elecciones habían sido fraudulentas, sostuvo que sus gobernadores no se juramentarían frente a ese organismo, que responde al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Y las primeras consecuencias no se hicieron esperar y exponen el nivel de fractura de la oposición venezolana.Twitear

"Yo no voy a seguir en esa Mesa, no voy a hacer parte ya", mientras "esté en la Unidad" Henry Ramos Allup, líder del partido al que pertenecen los cuatro gobernadores, aseguró Capriles en declaraciones a través de la red Periscope.

Pero además de Capriles, Voluntad Popular (VP), el partido fundado por el líder opositor venezolano privado de libertad Leopoldo López, calificó este martes de "traición y engaño" a los ciudadanos que cuatro de los cinco gobernadores electos de la oposición se juramentaran ante la Constituyente.

"Tal acción la consideramos un acto de traición y engaño contra la mayoría de venezolanos que el pasado 15 de octubre en elecciones fraudulentas les eligieron como representantes de la Unidad para seguir luchando en todos los terrenos contra la dictadura y sus artimañas", señaló ese partido a través de un comunicado.

VP es uno de los partidos con más peso dentro de la MUD, que obtuvo 5 de las 23 gobernaciones en unos comicios regionales en los que el oficialismo se impuso en los 18 estados restantes entre denuncias de fraude.

Fuente: El Observador