Rusia amenaza con cerrar Facebook meses después de bloquear LinkedIn

Rusia ha amenazado con prohibir Facebook a partir del próximo año si no cumple con una ley de 2015 que exige que las empresas almacenen datos personales de los ciudadanos rusos en servidores locales.

El aviso lo ha ha dado Roskomnadzor, el Servicio Federal de Supervisión de las Telecomunicaciones, el mismo organismo regulador que bloqueó la plataforma LinkedIn en todo el territorio ruso en noviembre del año pasado.

"La ley es obligatoria para todos. Lograremos que se cumpla o la compañía cesará su actividad en Rusia, como ya sucedió con Linkedin. No hay excepciones", dice Alexandr Zharov, jefe de Roslkomnadzor. Su oficina tuiteó en marzo de este año el lago de LinkedIn sobre las siglas R.I.P.

El nuevo acoso a Facebook llega justo en un momento en el que se está investigando si la plataforma fue usada por agentes rusos para influir en las elecciones de EEUU del año pasado.

La ley de protección de datos aprobada en julio de 2016 da un plazo de dos años para que redes sociales y programas de mensajería se adapten a la nueva normativa. En cumplimiento de estas reglas en el ámbito de las comunicaciones, están obligados además a almacenar durante seis meses todas las conversaciones de sus usuarios.

La advertencia va en serio. Si Facebook no cumple, los rusos tendrán que buscarse otras redes sociales. "Somos conscientes de que Facebook tiene un gran número de usuarios en la Federación de Rusia, pero sabemos que no es un servicio único y que existen otras redes sociales", dijo Zharov.

Rusia tiene la segunda población de internautas más grande de Europa, sólo por detrás de Alemania. LinkedIn tenía en 2016 más de seis millones de usuarios registrados en Rusia, y fue bloqueado sin contemplaciones.

La compañía dirigida por Mark Zuckerberg tiene a 21 millones de rusos conectados a su plataforma. Dispone de un plazo que dura hasta julio de 2018 para ubicar servidores en territorio ruso.

Las autoridades defienden que el propósito de la ley es proteger a los ciudadanos rusos evitando que sus datos personales sean malversados por gobiernos extranjeros. Sin embargo, los críticos han dicho que es simplemente una vía para que los servicios de seguridad rusos accedan a esos mismos datos.

Twitter y Apple ceden ante Moscú

Twitter ya ha anunciado que cumplirá la norma, que ha sido tomada en serio por las grandes corporaciones gracias al 'abordaje' de LinkedIn, que al ser propiedad de Microsoft se convirtió en una 'presa' muy simbólica de lo que podía hacer Moscú.

LinkedIn, aunque no sea tan popular como Facebook, es de gran interés para los servicios de inteligencia rusos pues es utilizado por buena parte de la élite de EEUU para cooperar y prosperar profesionalmente.

Entre los usuarios más interesantes para servicios secretos extranjeros están algunos ex directivos de sectores claves del aparato estatal de EEUU. Con los datos alojados en suelo propio, es más fácil para cualquier servicio de inteligencia acceder a las interrelaciones de los usuarios y buscar posibles puntos débiles.

Apple, según la web Techcrunch, también ha cedido. Facebook, que es propietaria también de Instagram y WhatsApp, ha informado a Roskomnadzor que estudia las opciones para cumplir con la legislación.

Así que el regulador no saldrá de 'caza' todavía: "No tenemos planes de inspeccionar a Facebook en 2017, pero en 2018 nos plantearemos si hacerlo", avisa Zharov.

El gobierno de Vladimir Putin está tratando de reducir su dependencia de la tecnología extranjera en medio de una fuerte tensión entre Moscú y Washington.

Los grandes operadores de telefonía y proveedores de contenidos creen que esta normativa es un freno para los negocios. Pero el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha dicho hoy que Facebook "es una empresa comercial que gana dinero y que debe hacerlo de acuerdo a las leyes de la Federación de Rusia".

El bloqueo de páginas web en todo el territorio es cada vez más habitual en los países de la vieja URSS. Hace un año el propio Roskomnadzor bloqueó el acceso a dos gigantes de la pornografía online, Pornhub y Youporn, tras sendas sentencias judiciales por considerar ilegales algunos de sus contenidos.

Después de algunas protestas se dictaminó que se pudiese acceder con el número de pasaporte. El Gobierno ucraniano hizo algo parecido este año, prohibiendo Vkontakte, conocido como "el Facebook ruso", en represalia por la injerencia rusa en Donbas y Crimea.

 

 

Fuente: El Mundo