FMI revisó a la baja crecimiento de la región

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que la economía mundial se sigue recuperando pero revisó a la baja sus previsiones para Estados Unidos, América Latina y el Caribe.

En su revisión de las estimaciones hechas en abril, el FMI indicó que su expectativa de menor crecimiento de Estados Unidos y el Reino Unido resulta equilibrada por un buen desempeño de la Zona Euro y Japón y la continuidad de la trayectoria en la economía China.

En la actualización de su Panorama Económico Mundial, el FMI espera, como en abril, un crecimiento mundial del 3,5% este año y 3,6% en 2018.

No obstante, advirtió que ello esconde "contribuciones ligeramente diferentes de las economías nacionales".

Así, el FMI revisó a la baja su previsión para Estados Unidos en 2017 y 2018 "principalmente porque se presume que la política fiscal será menos expansiva de lo previsto".

Para este año, el FMI proyecta un crecimiento estadounidense de 2,1%, con descenso de 0,2 puntos porcentuales sobre su previsión de abril. Para 2018 espera un crecimiento de 2,1%, con sensible reajuste de caída de 0,4 puntos porcentuales.

En el caso de América Latina, el organismo revisó levemente a la baja su expectativa de crecimiento de 1,1% en abril a 1,0% este año y de 2,0% a 1,9% en el 2018.

La economía de la región "irá recuperándose poco a poco en 2017 y 2018 (...) a medida que países como Argentina y Brasil se recuperen de la recesión", apuntó.

En esta actualización apenas incluyó datos sobre Brasil y México.

En el primer caso, el FMI aumentó su proyección de este año de 0,2% a 0,3%, aunque redujo sensiblemente la del próximo año, de 1,7% a 1,3% a raíz de la inestabilidad política.

"La creciente debilidad de la demanda interna y la agudización de la incertidumbre en torno a la situación política y la política económica se verán reflejadas en una recuperación más moderada, y por ende en un crecimiento menor en 2018", indicó.

El organismo señaló que las revisiones para el resto de la región son principalmente a la baja, incluido un nuevo deterioro de las condiciones en Venezuela, pero no ofreció números específicos al respecto.

 

 

Fuente: El Observador