>

Diego Forlán anunció su retiro de la Selección Uruguaya.

Diego Forlán anunció su retiro de la selección uruguaya en conferencia de prensa realizada desde Osaka, Japón, donde juega para el Cerezo Osaka desde enero de 2014.

En los 13 años que Forlán jugó con Uruguay, participó en 112 partidos, anotó 36 goles y representó a la Celeste en 3 mundiales.

El anuncio: “Ha sido una decisión muy difícil. Fueron muchos años vistiendo la camiseta de la Selección, más de lo que hubiera soñado. Tuve la oportunidad de hablarlo con mis padres unas semanas atrás, con la familia y tomé esta decisión. A la vez la semana pasada quise llamar al Maestro y a cada uno de los colaboradores, Mario Rebollo, Celso Otero y el Profe José Herrera, para comunicarles a ellos primeramente de esta decisión antes de hacerlo públicamente. Sé que es un momento oportuno para retirarme de la Selección. Se vienen cosas importantes, La Copa América, la clasificación para el Mundial y creo que es importante dar paso a este cambio generacional que se está dando en la Selección y poder ser un hincha más de este proceso que se ha formado desde el 2006 hasta esta parte, disfrutando como disfruté dentro ahora como un hincha y más conociendo todo lo que se vive dentro de la Selección. Como hablé con el Maestro trataré de siempre estar presente, de no desaparecer, porque nos sentimos parte del grupo por más que no vayamos a estar dentro del plantel y con mucho siempre estaré ahí acompañándolos”.

“De chico soñaba con jugar al fútbol y con jugar en la Selección. Esa era el sueño y después todo lo que me tocó vivir en la Selección fueron cosas impensadas, porque me tocó jugar tres copas mundiales, tres copas de América. El Mundial de Sudáfrica es uno de los recuerdo más lindos que me dio la Selección. Ese cuarto puesto que logró la Selección. Haber compartido el premio al goleador. Haber sido elegido el mejor jugador del Mundial. La verdad que nunca me lo había imaginado. Cuando era niño imaginaba jugar, cantar el himno con la Selección y con eso era más que feliz, pero lo que más me llena de orgullo y me pone feliz hoy en día es ver ese cariño que el pueblo uruguayo siente por la Selección, esa unión que se formó y cómo todo el mundo se siente identificado con la Selección, con formas y valores que son difíciles de encontrar y este grupo lo logró”.

“Después tuve la oportunidad de ganar la Copa América en el 2011 que es algo que para la familia es muy especial. Mi abuelo la ganó dos veces, mi padre una y yo otra y es algo que va a quedar, tres generaciones, cuatro copas, va a quedar en la historia del fútbol mundial como la única familia en haberlo logrado. Mi padre entraba gratis al estadio por haber jugado 43 partidos con la Selección y hoy en día para mí, haber pasado el record de partidos de Rodolfo Rodríguez que había quedado durante muchísimos años, haber pasado el record de goles de Héctor Scarone, son muchas cosas, pero lo más importante es que uno no sólo lidera con palabras sino también con el ejemplo y gracias a los valores y a la forma en que me educaron desde chico, gracias ha mis padres, siempre traté de hacer y voy a seguir haciendo. Tuve el privilegio de formar parte de un grupo que le dio mucho a nuestro país y compartí vestuario con grandes jugadores de fútbol, grandes compañeros, grandes amigos, pero mejores personas. No quiero dejar de nombrar a todos los entrenadores que tuve desde las juveniles hasta la mayor pasando por Víctor Púa en la Sub 20 y después también en la mayor, Juan Ramón Carrasco, Jorge Fossati y con el maestro Tabárez… Y no es un adiós. Es un hasta luego”

 

Fuente: Tenfield.