>

Piden aumentar devolución de impuestos a tamberos a 7,5%

La Cámara Uruguaya de Productores de Leche (CUPL) entiende que para corregir la falta de competitividad en el sector es clave incrementar la devolución de impuestos disponible, del 3% actual estimado a 7,5%.

 

Ese fue uno de los aspectos que la gremial exteriorizó en una conferencia de prensa y que planteó cuando la comisión de Ganadería del Senado recibió a cuatro gremiales de tamberos para conocer sus opiniones acerca de un nuevo fondo lechero.

Concurrieron Sergio Filgueira por la Intergremial de Productores de Leche (IPL); Rodolfo Braga por la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL); Alfredo Morales por la Sociedad de Productores de Leche de Florida (SPLF); Horacio Leániz y Darío Jorcín por la CUPL; y Horacio Rodríguez como delegado de los productores ante el Instituto Nacional de la Leche (Inale).

Se realizó un intercambio de opiniones sobre el proyecto de ley de financiamiento para el sector presentado por el blanco Álvaro Delgado, quien preside la comisión, y sobre el proyecto elaborado por elMinisterio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

A fin de corregir aspectos del segundo fondo lechero se extendieron diversas propuestas con las gremiales coincidiendo y discrepando con ellas.

Hubo unanimidad a la hora de reclamar que en la comisión administradora del fondo se mantengan dos representantes de los productores, cuando desde el MGAP se propone solo uno para dar lugar así a un representante del Inale; las gremiales no se oponen al ingreso de uno de Inale y piden que el presidente de la comisión deje de tener voto doble.


Tres de las entidades quieren que el productor reciba el dinero de una sola vez, no en tres. Se planteó que los recursos se procuren en el mercado en forma competitiva para poner en competencia la tasa de interés.

Leániz comentó a El Observador que dos de las gremiales plantearon extender el plazo de repago, en el entendido de que hay un incremento global de deuda. La deuda actual del sector se estima en US$ 220 millones, a lo que se le añadirán US$ 90 millones del nuevo fondo. Otras dos gremiales entienden que lo mejor es un plazo de pago lo antes posible.

Otro aspecto mencionado por la CUPL es que en el proyecto el vale que se exige como título ejecutivo integra el pasivo bancario de cada productor, por lo que sus condiciones de acceso al crédito posteriores podrían verse condicionadas, lo que no había ocurrido en el Fondo Lechero II, donde el aporte ingresó como préstamo, pero no como deuda, explicó Leániz.

 

Fuente: El Observador Agro