Presentaron agenda cárnica 2020/25

La cadena cárnica uruguaya busca subir a US$ 3.000 millones el ingreso generado por sus exportaciones, logrando así un salto de 25% en el valor de las exportaciones, lo que llevará a que toda la cadena exportadora ingrese a un círculo virtuoso.

La agenda de acceso a mercados cárnicos 2020-2025 está delineada y el salto se logrará, no sólo mejorando el acceso sanitario a los mercados, conquistando nuevos nichos, incrementando el volumen de ganado a faenar cada año,  también mejorando el acceso arancelario a los mercados, donde hoy la carne deja US$ 205 millones anuales.

La presentación se hizo en el Anfiteatro de Cancillería, con la presencia del pro secretario de la Presidencia de la República, Álvaro Delgado, varios ministros y el titular de Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Mattos. El camino a seguir fue delineado a través del trabajo conjunto entre el sector público y el privado.

“Más que un motor el sector de la carne será una usina que genera el impulso del empleo y las exportaciones. Estamos en tiempo de pandemia, de incertidumbre”, afirmó en su alocución el presidente de INAC, Fernando Mattos.

Recordó las palabras del expresidente Jorge Batlle, cuando dijo: “la vaca les gana”. Mattos confió en que el sector cárnico “responderá en la medida que existan las  condiciones necesarias para su desarrollo”.

Alerta. Las ventajas sanitarias que Uruguay tuvo durante décadas frente a Brasil y Argentina, competidores regionales en la producción de carnes, se están achicando. Uruguay las supo aprovechar  bien. Sólo en el acceso con hueso a China, durante el año pasado, se generaron US$ 70 millones (hueso de pierna, cadera y cogote). En comparación, el sector vitivinícola exportó a ese mercado US$ 10 millones. Brasil no está habilitado para entrar con hueso en China y Argentina tiene luz verde desde el año pasado.

“Ninguno de los dos puede exportar menudencias a China, Uruguay sí, gracias a un acceso sanitario. Si no estuviera habilitado China y se volcaran a otros mercados, la diferencia son US$ 100 millones”, explicó el gerente de Marketing de INAC, Lautaro Pérez al mostrar la importancia de mantener el acceso sanitario en los mercados.

Tanto Lautaro Pérez, como el técnico de INAC, Álvaro Pereira, mostraron  las oportunidades. En carne bovina, la agenda presentada detecta cuatro países claves a marcar presencia con el producto: Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Reino Unido. En este último caso, en 2021 se convertirá en el octavo importador mundial de carne bovina.

“Esos son los países donde Uruguay tiene más para ganar en términos arancelarios”, explicó el gerente de Marketing de INAC.

En lo sanitario, la agenda se focaliza en lograr la habilitación para entrar en el Sudeste Asiático, con cuatro jugadores relevantes: Indonesia, Malasia, Filipinas y Vietnam. “En esos cuatro hay una importación de carnes de muy alto valor para la cual Uruguay no está habilitado y son países que tienen aranceles bajos porque precisan  importar”, afirmó Pérez.

Ovinos. En carne ovina, lo principal sería el acceso con hueso en la_Unión Europea y conseguir que Estados Unidos tome al Uruguay completo como un compartimento ovino de alta bioseguridad. El avance pasa también por mejorar el acceso arancelario en China, donde Uruguay paga entre 12% y 23% (dependiendo del producto), cuando sus competidores pagan menos.

En cerdo y pollo, ambas  carnes tienen mucho camino por recorrer en la exportación y tienen grandes oportunidades. “La principal opción es la habilitación de China para ambas especies.  Ahí hay una oportunidad de comienzo”, afirmó el gerente de marketing de INAC.

Compromiso. Los representantes del gobierno remarcaron el compromiso de seguir trabajando en la apertura de  mercados y baja arancelaria. Así lo remarcaron el canciller Francisco Bustillo y el pro secretario de la presidencia, Álvaro Delgado.

La titular de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, afirmó que el gobierno hará un esfuerzo para lograr una mejora fiscal a partir del año que viene y comprometió a bajar 2,5% el déficit fiscal en 2024. Respecto a mejorar la competitividad, recordó que en la Ley de Urgente Consideración “agregó artículos para que las tarifas públicas se asemejen a las de la región”.

El ministro Uriarte dijo que “las carnes uruguayas deben ser distintas”, remarcando así el camino de las certificación de atributos y procesos para lograr un mayor valor agregado.

Finalmente, el ministro Adrián Peña, titular de Medio Ambiente estimó que hay trabajar sobre los mercados y mostrar que Uruguay no contamina el medio ambiente, es seguro y produce calidad.

 

 

Fuente: El Pais