Porcionado de carne pone en alerta a los carniceros

La división en porciones y reenvasado de algunos cortes de carne bovina importada de Brasil, que luego se vuelca al mercado interno, preocupa a los carniceros.

Tras alertar a las nuevas autoridades del Instituto Nacional de Carnes (INAC), la Unión de Vendedores de Carne (UVC) pedirá esta semana una entrevista al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, para solicitarle que revea un decreto que sostienen firmó su antecesor Enzo Benech, el que según los comerciantes, incrementa el riesgo de contaminación y manipulación del producto.

Según la UVC, el exministro de Ganadería firmó en diciembre de 2019, un decreto que le permite a una empresas dividir y reenvasar cortes de carne bovina importada de Brasil, a la que se le pierde el origen. El País no encontró ningún decreto ni resolución de diciembre pasado sobre ese aspecto en la web de Presidencia.

Según los carcniceros, esa carne llega a las góndolas de los supermercados sin que se sepa el origen y compite con los cortes de carne uruguaya que venden los carniceros. La carne bovina que ingresa de Brasil, viene sin hueso y envasada al vacío, estando únicamente habilitada para el abasto local.

Al re-envasarse esos cortes, “se pierde la trazabilidad del producto y el origen real del comercio. Ni las carnicerías, ni las grandes superficies pueden porcionar y reenvasar cortes y venderlos”, afirmó a El País el titular de la gremial de carniceros, Alfonso Fontenla.

Los comerciantes, a los que desde el INAC se les controla la manipulación para garantizar la inocuidad y sanidad de la carne que venden, están alertas, porque cualquier problema sanitario que aparezca, afecta la imagen de todo el producto, tanto nacional, como importado, tirando abajo el consumo.

“Si se le quita la etiqueta a esos cortes importados y se re-envasan, salen nuevamente al ruedo con un control muy turbio. ¿Quién asegura al consumidor que esa carne no está próxima a vencerse?”, se preguntó Fontenla.

La Unión de Vendedores de Carne, según argumentó su presidente, ya le había trasladado esa inquietud a las autoridades que comandaban el INAC en el gobierno anterior, las que, según Fontenla, indicaron que no tenían conocimiento del decreto de Benech.

Según denunció el titular de la UVC, el MGAP primero “aprobó a una empresa para que hiciera el porcionado y re envasado y luego se sumaron otras dos. Esas empresas son las que surten a las grandes superficies con ese tipo de cortes”, explicó el dirigente. “Se hizo a espaldas del INAC, porque las autoridades de ese organismo están totalmente en contra de esa práctica”, dijo Fontenla.

La preocupación de los comerciantes es que por más que hayan denunciado la situación, la práctica continúa y el riesgo está latente. Por eso piden medidas para proteger al consumidor y exigen que en el negocio, todos tengan las mismas normas y controles, garantizando así la inocuidad de la carne, alimento básico en la dieta de los uruguayos. Por otro lado, el consumo no ha logrado reactivarse completamente y la disminución en las compras de carne son más notorias en las últimas semanas del mes.

 

 

Fuente: El Pais