Descontarán IVA del gasoil a varios rubros del agro

El Poder Ejecutivo otorgó a los productores de leche, arroz, flores, frutas, hortalizas y otros sectores que no tributen mediante el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), la devolución del IVA al gasoil productivo.

El decreto establece que se aplicará a partir de las compras del 1° de marzo, por el plazo de un año, en tanto las mismas sean informadas por quienes efectúen las correspondientes enajenaciones, de acuerdo con lo que disponga la Dirección General Impositiva (DGI)

Será el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en coordinación con DGI el que determine el universo de productores que podrán ampararse en esta iniciativa, considerando la situación al 30 de junio de 2019 y a igual fecha del presente año.

El decreto impone montos. En ese sentido, el límite máximo del beneficio se determinará aplicando a los ingresos originados en las ventas de cada uno de los productos agropecuarios, correspondientes al último ejercicio fiscal cerrado antes del 1° de julio de 2019. Los porcentajes son los siguientes: en arroz se toma como porcentaje de ventas anuales el 4%; Leche: 1,10%; Hortícolas y frutícolas: 1,50%; Citrícolas: 1,30%; Flores: 0,40% y Apícolas: 1,10%.

Se aclaró que los ingresos a considerar serán aquellos estimados en función de las retenciones informadas a la Dirección General Impositiva. Cuando los ingresos a partir de esas retenciones sean inferiores a los gravados por el Imeba, los contribuyentes podrán presentarse y solicitar el beneficio por la diferencia.

Por otro lado, los contribuyentes de IRAE por actividad agropecuaria, podrán acceder a descontar IVA en el gasoil, siempre que no tributen el impuesto por la actividad agropecuaria.

Las devoluciones se realizarán mensualmente, una vez efectuados los controles pertinentes, en efectivo, de acuerdo con el procedimiento que establezca la Dirección General_Impositiva.

En caso de ganaderos dedicados a bovinos y ovinos, también podrán descontar IVA del gasoil, cuando no tributen por IREA.

El límite máximo del beneficio no podrá superar el 0,4% de los ingresos originados en las ventas de ganado bovino y ovino, correspondientes al último ejercicio fiscal cerrado antes del 1° de julio de 2019.

Se considerarán los ingresos estimados en función de las retenciones informadas a la DGI o en función de los montos informados por los gobiernos departamentales correspondientes al Crédito Fiscal producto del impuesto a la Enajenación de Semovientes. El régimen se aplicará desde el 1° de marzo y por un año.

 

 

Fuente:  El Pais