>

Gremiales piden medidas de fondo ante ataques de perros a ovinos

Trece sociedades de criadores de ovinos que son gremiales de la Asociación Rural del Uruguay, sumadas a 21 agremiaciones de productores, cuatro cooperativas de productores, seis agremiaciones y cooperativas nacionales y cuatro instituciones técnicas y profesión veterinaria, exhortaron al gobierno a tomar medidas para evitar más daños a la ovinocultura y la ganadería.

A través de un comunicado divulgado, coincidiendo con la inauguración de la zafra de esquila 2019, pidieron “implementar y ejecutar medidas definitivas por parte de autoridades públicas, en particular referencia a la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Ley 18.471) y a los gobiernos departamentales de todo el país”.

De este modo se apunta a frenar los daños causados por las jaurías de perros y su superpoblación a la majada nacional, una de las limitantes que impiden el despegue del rubro ovino. En lugar de crecer, el stock se reduce y no puede aprovechar las oportunidades comerciales que les abren los mercados y la sanidad privilegiada de Uruguay.

“Desde hace varios años el sector productivo ganadero viene padeciendo el flagelo que provocan los ataques de perros sueltos al ganado”, expresa el comunicado.

Los productores aclaran que adoptaron “todas las medidas a su alcance para frenar la situación, pero resultó insuficiente. Estamos ante una situación que nos ha desbordado a todos, con graves perjuicios económicos para la salud e inseguridad física de las personas, con daños al medio ambiente y con daños al bienestar animal”.

A su vez, se aclara que los daños provocados por este flagelo, que afecta todo el Uruguay, “provoca daño psicológico a los productores y sus familias dadas las situaciones que deben afrontar cuando sus ganados son víctimas de esos ataques”.

El comunicado destaca que “la superpoblación canina y la presencia de perros sueltos se convirtió en un problema no solamente para el sector productivo, sino que también por las zoonosis, además de los ataques a peatones y motociclistas, alterando los hábitos de las personas en los espacios y bienes públicos de los centros urbanos”, destaca.

Se exhorta “a reflexionar como sociedad sobre la tenencia responsable y la superpoblación canina que nos lleven a encontrar las soluciones y colaborar con la implementación de medidas que irremediablemente se deben adoptar, con perentoria urgencia”. Los productores dicen que se está ante una “emergencia social y productiva”.

 

 

Fuente: El Pais