>

Venta de carne bajó un 20% por las subas de precios consecutivas

Heber Falero, presidente de la Unión de Vendedores de Carne, dijo que la normativa vinculada a la elaboración de productos en carnicerías es incluso más exigente que en el primer mundo, lo que afecta la viabilidad de las carnicerías de barrio.

Falero manifestó que estos tradicionales comercios se ven amenazados por las grandes superficies comerciales, que en ocasiones ofertan cortes incluso por debajo de los costos.

Además los minoristas se ven afectados por la bancarización, la facturación electrónica, los aportes y los costos con menores ventas como contrapartida.

Por otra parte, la venta de carnes bajó un 20% debido al aumento consecutivo de los precios en los últimos cuatro meses. Según la Unión de vendedores, 30 carnicerías cerraron en 2018 y la tendencia se mantiene este año.

Para cambiar la imagen de la carnicería de barrio, se contrató una empresa para poder comunicar este cambio, que supone la elaboración propia de productos como hamburguesas.

La gremial manifestó que este proyecto se enfrenta a las altas exigencias de la normativa nacional, que según Falero, es aún mayor que en el primer mundo.

Además reclaman que se considere flexibilizar la normativa para hacer viable el cambio y la viabilidad de la tradicional carnicería de barrio.

 

 

Fuente: Subrayado