>

MGAP entregará 8 mil dólares por productor para incorporación de tecnologías.

El Programa de Desarrollo Productivo Rural tiene como objetivo trabajar con productores familiares y medianos, buscando el aumento en la adopción de tecnologías climáticamente inteligentes y el fortalecimiento del asociativismo.

Esta iniciativa busca mejorar la productividad y los ingresos de los productores y para ello se desarrollan procesos de asistencia técnica y extensión, además de mejorar los procesos de adopción y transferencia tecnológica.

El director de Desarrollo Rural, José Olascuaga, dijo que en esta oportunidad se buscará la participación de nuevos beneficiarios en los proyectos de la DGDR: “llegar a más gente, a productores a los que aún no se ha llegado y aumentar el uso de los servicios de asistencia técnica por parte de este universo de productores”.

Se ejecutará tratando de implementar un nuevo sistema de asistencia técnica y extensión rural por parte del Ministerio y en conjunto con toda la institucionalidad pública agropecuaria: “El programa va a servir para dar conformación inicial a este nuevo sistema de asistencia técnica y extensión rural que se va a basar mucho en la articulación público-privada, o sea, en el trabajo de los institutos públicos reforzado con el trabajo de las organizaciones rurales que actúen como Agentes Territoriales de Desarrollo Rural”.

Los productores accederán a los beneficios del programa a través de la acción de las organizaciones rurales (Agentes Territoriales de Desarrollo Rural) y de los institutos públicos (INIA, Plan Agropecuario, Instituto Nacional de Colonización, etcétera). El organismo ejecutor del proyecto será la DGDR pero con una fuerte articulación con estos organismos.

El programa se efectivizará a través de convocatorias públicas abiertas. Los productores presentarán sus propuestas, elaboradas por técnicos, pero a través de las organizaciones rurales como Agentes Territoriales de Desarrollo Rural o de la institucionalidad pública.

Los llamados se diseñarán de manera tal que las propuestas apunten a la adopción de tecnologías (haciendo énfasis en que sean tecnologías climáticamente inteligentes, es decir, que apunten a mejorar las capacidades de los sistemas productivos para soportar los fenómenos vinculados al cambio climático).

 

Fuente: MGAP.