>

Bélgica prohibió desde este mes las faenas rituales

Bélgica prohibió la producción de carne bajo ritos religiosos y la medida obliga a importar el producto para una comunidad conformada por 500.000 musulmanes y 30.000 judíos.

Ambas comunidades se unieron para protestar en Bélgica por la prohibición oficial del sacrificio de animales en mataderos mediante los ritos halal y kosher desde el pasado 1° de enero.

Esta situación obligará a la importación de carne procedente de otros países, a precios más elevados, para alimentar a estas comunidades religiosas.

Saatci Bayram, representante de la comunidad musulmana en Bélgica, aseguró que fueron consultados por parte del gobierno belga pero que su opinión no fue tomada en cuenta: “esta prohibición se presenta como una revelación por los activistas de los derechos de los animales, pero el debate sobre el bienestar de los animales en el Islam se ha mantenido durante 1.500 años”, asegura en declaraciones a The New York Times.

“Esto es un mal ejemplo para otros países”, dijo el rabino Menachem Margolin, presidente de la Asociación Judía de Europa, al canal israelí i24 News.

El jerarca religioso consideró que la prohibición “pone una sombra sobre nuestra comunidad y sobre las leyes judías y esencialmente viene a decir que nuestras normas están contra el bienestar de los animales, que necesitamos supervisión del gobierno. Este es un terrible precedente para establecer a nivel internacional”, explicó.

La prohibición de este tipo de sacrificios religiosos fue solicitada tanto por los grupos animalistas como por grupos nacionalista de ultraderecha del país.

La medida puede ser recurrida ante el Tribunal Constitucional belga. El bienestar animal tiene un peso cada vez mayor ante los consumidores de todo el mundo e incluso están dispuestos a pagar más.

Bélgica posee una población de unos 11 millones de habitantes, 500.000 son musulmanes y unos 30.000 son judíos.

 

 

Fuente: El Pais