Primera semana de la nueva zafra con ajuste bajista en Australia

La semana inicial para la zafra lanera de 2018/2019 en Australia tuvo un ajuste negativo, con más negocios que gradualmente se van cerrando en el mercado local.

Aún es poca la lana que entró y las operaciones toman un precio base a ajustar según la finura.

El Indicador de Mercados del Este (IME) cerró este jueves en US$ 14,71 por kilo base limpia, un descenso de 42 centavos o 2,8% en la semana.

En la divisa local el IME terminó en AU$ 19,94 por kilo, cayendo 62 centavos o 3% en la semana. Los mayores ajustes negativos se dieron en lanas entre las 17 y 20 micras y en el rango que va entre 28 y 30 micras.

Un dato en la semana que pasó fue un mayor nivel de oferta. La semana que viene se darán los últimos remates previo al receso en Australia.

En el mercado local la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana informó las primeras referencias sobre lanas finas, aunque ya se hacían negocios desde hace tiempo por este tipo de lotes.

Para lanas entre 19 y 19,9 micras el precio fue de US$ 11 por kilo por lotes grifa verde. En las lanas entre 20 y 20,9 micras grifa verde el precio informado fue de US$ 10,25 por kilo base limpia. A manera de comparación, un año atrás la gremial informaba valores para este tipo de micronaje a US$ 7,20 por kilo.

En lanas Corriedale entre 28 y 28,9 micras las referencias fueron de US$ 2,90 por kilo sin acondicionar, de US$ 3,30 por kilo grifa celeste y US$ 3,50 grifa verde. Para lanas entre 29 y 29,9 micras grifa celeste la gremial pasó un valor de US$ 3,10 por kilo.

Un año atrás por lotes entre 28 y 28,9 micras las referencias eran de US$ 2,40 por kilo por lana sin acondicionar, US$ 2,90 por lotes grifa celeste y US$ 3,25 por kilo para lana grifa verde.

Un operador consultado indicó que en lanas Corriedale van saliendo lotes que estaban disponibles y que se comercializan en la previa a una nueva esquila a lo que se suma las limitadas expectativas de mejora en los precios.

En lanas finas los negocios se realizan con un precio base a futuro a ajustar dependiendo del micronaje que se obtenga.

 

 

Fuente: El Observador