>

Presentan avances de investigación en lechería intensiva

Las estrategias de alimentación y el pastoreo sin barro ni estrés calórico, resultaron temas de gran atracción en la 19ª Jornada Anual de Lechería, que tuvo lugar en la Estación Experimental "Dr. Mario A. Cassinoni" (EEMAC) de la Facultad de Agronomía (Fagro) en Paysandú.

El ingeniero agrónomo Pablo Chilibroste, uno de los responsables de la actividad, resaltó que siempre ha sido una oportunidad para el intercambio de información.

"No elaboramos recetas para la lechería, sí mostramos nuestro trabajo y lo hacemos accesible a productores y técnicos, quienes nos impulsan y nos exigen a trabajar cada vez con más precisión y mueven el foco de la investigación".

A los trabajos que se desarrollan en la EEMAC se suman los que, en el marco de la Red Tecnológica Sectorial (RTS), se realizan en el Centro Regional Sur (CRS), ubicado en Canelones, indicó un comunicado de la EEMAC.

El docente explicó que la línea de intensificación que logra cosechar pasto y mantener un equilibrio en la composición de la dieta con una buena participación de forraje, cosechado directamente o mecánicamente, va determinando el aumento de los niveles de carga, lo que tiene como contraparte una exigencia mayor en el manejo y en la infraestructura al costado del pastoreo.

Hizo referencia a cómo van a evolucionar los sistemas pastoriles. A propósito, se ha logrado hacer algunas inversiones para poder comenzar a evaluar sistemas muy intensivos e incluso uno totalmente estabulado.

De todas formas el profesor titular de la cátedra de Bovinos de Leche de la Fagro aclaró que las dos terceras partes del trabajo serán en pastoreo con acceso o no a ese tipo de infraestructura. Ésta permite aislar a los animales del barro y del estrés calórico, que para esta región es un período largo del año.

Chilibroste sostuvo que como Universidad de la República "nos corresponde adelantarnos a ese problema y tomar los riesgos que correspondan, evaluar y generar información seria y consistente para los productores acerca de cuánto se pone en juego para el desarrollo de ese sistema, si es sostenible o no.

También permite determinar, si es rentable y dar respuestas a todas las interrogantes que existan en torno a la productividad, salud, ambiente, bienestar animal, calidad y composición de la leche".

Las nuevas instalaciones para la investigación en lechería, situadas en la estación experimental, serán puestas en funcionamiento en julio próximo.

El nuevo tambo cuenta con una sala de ordeñe con ocho bajadas y un galpón anexo con capacidad para sesenta y cuatro vacas. La obra será inaugurada oficialmente el 10 de octubre.

 

 

 

Fuente: El Observador