Por primera vez pagarán seguros por sequía a productores de soja

Un número aún no estimado de productores agrícolas, aunque serán cientos de ellos, cobrará el seguro correspondiente a una nueva cobertura que brinda desde esta zafra el Banco de Seguros del Estado (BSE), denominada seguro de índice para sequía en soja.

Jorge Muzante, ingeniero agrónomo y gerente del Departamento Agronómico del BSE, en el stand del banco en la 23ª Expoactiva Nacional explicó que tras una experiencia piloto en la zafra anterior, en la actual por primera vez se brindó ese servicio.

"Tenemos una sensación ambigua, extraña, por un lado de preocupación y tristeza y por otro de satisfacción y alegría", dijo, tras lo cual se expresó sobre el por qué de esa contradicción: "estamos preocupados porque la sequía es muy grave, hace más de 20 años que no teníamos un febrero tan seco, con un perjuicio muy importante para los productores y en particular, en el tema del cultivo de soja, con un efecto adverso muy relevante en el rendimiento que se obtendrá, pero a la vez estamos satisfechos porque una nueva herramienta del banco ha demostrado su utilidad".

Añadió que "este año por primera vez vendimos el seguro de índice para sequía en soja, algo abierto a todos los clientes del banco y que quienes lo contrataron, en el caso que en su seccional policial los registros de lluvia sean los contemplados, cobrarán el seguro".

Aún es prematuro para saber con exactitud cuántos productores serán contemplados con el pago del seguro, pero "son cientos", indicó, en función de que el índice "se disparó en más de 60 seccionales policiales".

Añadió que "esto demuestra que el seguro se dispara, por ejemplo se disparó en casi todo Soriano, en zonas de Durazno, de Flores y de Río Negro, en zonas de mucha agricultura, donde hay suelos profundos incluso, que suelen tener buenas acumulaciones de agua y todo eso quiere decir que este seguro funciona, como nosotros los teníamos claro, siendo un instrumento muy oportuno ahora para cientos de productores y algo a tener muy en cuenta para el futuro por parte del resto de los productores", especialmente en estas épocas en las que el cambio climático es un factor que no se puede descuidar a la hora de planificar las actividades agrícolas y sus seguros vinculados.

Muzante dijo que "genera alegría que esos productores puedan acceder a un dinero que seguramente les va a venir muy bien en estos momentos".

También señaló que "todo es perfectible, vamos a analizar esto luego de la zafra, vamos a tener en cuenta la opinión de los productores, pero tenemos claro que esta innovación, que generó dudas en muchos, era algo eficiente pese a los cuestionamientos".

Al mismo tiempo, dijo, en un momento en el que hay muchos aportes del Estado que son cuestionados, "en el que sus empresas se ven cuestionadas por lo que hicieron o dejaron de hacer, el BSE responde con innovación, con cosas que las compañías privadas no hacen y que las hace el Estado porque piensa no solo en el productor, piensa en el sector y en el país".

 

Las características del seguro

El seguro de índice para sequía en soja, adicional del seguro de granizo para cultivos de soja, es un seguro pensado para dar cobertura a los cultivos de soja cuando ocurren sequías en la etapa crítica de su fase reproductiva, del 21 de enero al último día de febrero.

La medición de sequía se basa en el Índice PAD, elaborado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), que mide el porcentaje de agua en el suelo por seccional policial. Se puede acceder al PAD a través de www.inia.uy.

Este seguro, se explicó, se puede contratar hasta 30 días previo al inicio de la cobertura.

La indemnización contempla el 30% del capital asegurado cuando el Índice PAD es menor a 20% durante dos períodos consecutivos de 10 días; el 50% del capital asegurado cuando es menor a 20% durante tres períodos consecutivos de 10 días; 25% del capital asegurado cuando es menor a a 40% durante tres períodos consecutivos de 10 días con al menos uno de ellos con el índice menor a 20%.

Los capitales no se suman y el máximo a indemnizar es el 50%.

 

 

 

Fuente: El Observador