Fonterra recortará precio de la leche al tambero

Los productores lecheros neozelandeses tendrán un regalo no deseado previo a la Navidad, ya que se descuenta que Fonterra recortará su proyección sobre el precio para la campaña 2017/2018.

Esto seguirá a una seguidilla de ajustes negativos en las licitaciones de GlobalDairyTrade, la plataforma de subastas que lidera la cooperativa.

Medios neozelandeses prevén un ajuste a la baja del valor proyectado por Fonterra para el actual año comercial, de NZ$ 6,75 por kilo de sólidos. El rango manejado por los economistas de los principales bancos de ese país y de analistas apunta a una corrección que podría llegar a NZ$ 6,25 por kilo.

Si se diera una corrección de NZ$ 6,75 a NZ$ 6,50 por kilo de sólidos, significarían casi NZ$ 500 millones que no ingresarían a la economía.

Para un productor promedio –con un rodeo de 419 animales con una producción de 373 kilos de sólidos por vaca– la reducción en el ingreso sería de aproximadamente NZ$ 39.000.

A mediados de noviembre se dio el cuarto descenso consecutivo en el precio promedio de la licitación de GlobalDairyTrade, con los valores de la leche en polvo entera cayendo a mínimos desde octubre del año pasado.

Los analistas del banco ASB –que han manejado una proyección alcista para el precio de la leche– prevén que Fonterra recorte la previsión del precio para 2017/2018 a NZ$ 6,50 por kilo. El analista de ABS, Nathan Penny, remarcó que la producción de leche en Nueva Zelanda "se recuperado antes de lo que esperábamos luego de meses de muchas lluvias".

"Preveíamos que el repunte se diera en el verano y otoño", agregó el analista.

El mercado "nervioso" con la oferta

En octubre la remisión de leche a todas las empresas en Nueva Zelanda aumentó 2,9% respecto a igual mes del año pasado. En agosto y setiembre la producción se había ubicado por debajo del mismo período de 2016.

"Con una mejora superior a la esperada la remisión en Nueva Zelanda y la producción europea ya firme, ajustamos nuestro pronóstico en base a una mayor oferta mundial", indicó Penny.

El analista del banco Australia New Zealand, Philip Borkin, remarcó que tras la última subasta de GlobalDairyTrade los contratos de la leche en polvo entera se ubicaron –con excepción de los más cercanos– por debajo de los US$ 2.800 por tonelada.

"Es claro que el mercado está nervioso sobre el aumento en la oferta global. La producción europea está aumentando debido a los mejores precios pagados a los productores junto a condiciones climáticas favorables", indicó.

Borkin dijo también que esperan que los precios de la leche en polvo entera encuentren algún soporte en los niveles actuales.

Sin embargo, indicó que una de las razones para esa perspectiva era que la leche en polvo entera parecía barata frente al conjunto de la leche en polvo entera y de las grasas lácteas, aunque esa brecha se redujo durante la última licitación. 

 

 

Fuente: El Observador