Presidente Vázquez respondió carta a Federación Rural sobre peón rural

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, respondió a la Federación Rural (FR) una carta envidada al mandatario en la que se cuestionaban las declaraciones del secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Nelson Villareal Durán, a raíz del caso del peón rural agredido en Salto.

En una entrevista en CX 30 –luego replicada por otros medios–, Villareal Durán había dicho que "el Uruguay profundo tiene sistemas serviles, casi feudales que emergen esporádicamente".

En la respuesta enviada por Vázquez a la FR, el involucrado, Villareal Durán, afirma que sus declaraciones perdieron "la integralidad del análisis en el pasaje de un medio a otro".

La carta respuesta fue enviada el viernes pasado por Vázquez al presidente de la FR, Jorge Riani, quien el 2 de octubre había transmitido su sorpresa por las declaraciones públicas del funcionario.

La gremial señaló que el sector "se ha desarrollado a lo largo del tiempo en forma vertiginosa, multiplicando la producción –con la misma superficie–, lo que se debe al trabajo de miles de productores que arriesgan su capital y trabajo, en conjunto con todo el capital humano que tiene la familia rural".

Interés de Federación Rural

La FR había expresado su interés en conocer "toda la información que tiene esa institución (oficial de derechos humanos), que avale todas las afirmaciones del jerarca, porque si en el Uruguay rural hay sistemas serviles, somos los primeros que queremos conocerlo".

En la respuesta solicitada por Vázquez, Villareal manifestó que su planteo original tiene tres niveles: "la condena del hecho concreto, los desafíos de la presencia del Estado en el Uruguay profundo con el avance de la legislación sobre la jornada laboral en el sector rurales y las desigualdades estructurales que van cambiando de a poco".

"Como en muchos temas de desigualdad social se necesita no solo la norma jurídica sino también el cambio cultural que necesariamente esto implica", agregó la misiva. Asimismo sostuvo que "en ningún momento responsabilizó a ninguna organización o asociación que represente al sector rural, que por otra parte, con rapidez manifestaron públicamente su rechazo a la agresión del trabajador".

Agregó más adelante que el término servil lo utilizó en el contexto de "las desigualdades estructurales de más de un siglo que han motivado en los últimos años a transformar las condiciones de vulnerabilidad de la mayoría de los trabajadores rurales sin capital".

La respuesta añade que "todos los datos estadísticos sitúan a la población rural no sólo entre las más pobres del país, sino también en estructuras culturales inequitativas por condición de acceso a las políticas públicas, la condición territorial, de género o étnico-racial de la que está compuesta la población de lospeones rurales del Uruguay más alejados de los centros urbanos".

 

 

Fuente: El Observador Agro