Arroceros a días de iniciar la menor siembra de este siglo

La siembra de arroz de este año, que se iniciará en pocos días, será la más baja de este siglo, como consecuencia de los dificultades financieras que enfrentan los arroceros y problemas de costos de producción que le generan un fuerte déficit a los productores.

 

La siembra de este año caerá un 10% y se ubicará en alrededor de 150 mil hectáreas, frente a las 164 mil del ejercicio anterior, destacó a El Observador el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago.
 
El directivo advirtió que la reducción de área será sensiblemente mayor para el año próximo, cayendo a casi 100 mil hectáreas, si el gobierno no toma medidas efectivas que permitan superar el déficit de US$ 200 por hectárea que tienen los productores.

Mayor claridad

 
Luego que el presidente Vázquez diera una respuesta escrita –en su mayor parte negativa– a los planteos que le formuló la ACA, el dirigente admitió que se trabaja en plantear con mayor claridad esta problemática para que el gobierno pueda entender la gravedad de la situación.
 
Lago puntualizó que si no se mejoran las condiciones para trabajar en este rubro serán muchos los cultivadores que no podrán superar las dificultades.
 
Recordó que se le había pedido a Vázquez un precio diferencial para el gasoil que consume el sector arrocero, pero el mandatario les contestó que se otorgará antes de fin de año una rebaja de carácter general para el gasoil. Esto quiere decir que el sector arrocero no se beneficiará, porque el 65% de este combustible lo utiliza entre octubre y noviembre, cuando se hace la siembra, dijo Lago.
 
En cambio hubo una rebaja del 15% en la energía eléctrica para los sistemas de riego que utilizan esta energía, pero no así para la industria arrocera cuyo beneficio se trasladaría al precio de la bolsa que pagan al productor.
 
Ese beneficio no llegaría tampoco al 65% de los productores que hacen riego por desnivel. Por lo tanto, es una medida puntual, que no es general como para poder revertir el problema que se podría traducir en desempleo, que era otra preocupación del mandatario.
 
También fue negativa la respuesta a la solicitud de exoneración del pago del 3% para los fondos arroceros.
 

Productores no quieren más créditos

En cambio, se contestó con una posición favorable para instrumentar un nuevo fondo, a lo que se respondió que el sector no estaba en condiciones de seguir aumentando su endeudamiento.
 
Frente a esta adversidad, la ACA acelera gestiones porque urge dar condiciones de trabajo, no solo para el conjunto de 500 productores que involucra esta actividad, sino también para toda la gente que involucra la actividad de la cadena arrocera.
 
En la zafra pasada el sector arrocero sembró un área de 164.457 hectáreas, lo que representó un incremento de 2% por sobre la temporada anterior.
 
En dicha campaña se obtuvo una cosecha de 1,4 millones de toneladas, con un rendimiento promedio de 8.571 kilos por hectárea, un 6% más que en la zafra anterior.

Efectos negativos más allá del sector

 
La Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) trabaja esta semana en la estrategia a implementar a corto y mediano plazo, pues existe el convencimiento que se juega en esta coyuntura la viabilidad de muchos productores, sostuvo el titular de ACA, Alfredo Lago.
 
"Entendemos que el gobierno no está convencido de la gravedad del problema o está actuando con poca sensibilidad, porque le estamos denunciado una situación que tiene efectos negativos más allá del sector", indicó.
 
 
 
Fuente: El Observador Agro